La pérdida de audición: 7 consejos para prevenirla y proteger su audición

La pérdida de audición puede ocurrir con el tiempo. Por eso es importante preservar la audición en la vida diaria. Hay dos factores principales que causan la pérdida de audición:

  • Edad
  • la exposición frecuente e intensa al ruido.

A medida que envejecemos, las células ciliadas de los oídos tienden a romperse gradualmente y capturan cada vez menos las vibraciones sonoras. Del mismo modo, el ruido y los sonidos fuertes dañan estas células con el tiempo. Si bien los efectos pueden ser leves y ocasionales, pueden producirse otros problemas más preocupantes como el tinnitus, la irritabilidad, la depresión, el aislamiento social, la hiperacusia (sensibilidad excesiva de la audición) o incluso la pérdida total de la audición.

Aquí hay 7 consejos para prevenir la pérdida de la audición.

  1. Evite la exposición frecuente a ruidos fuertes.
    Ya sea que se trate de música reproducida al máximo volumen, altavoces en conciertos, ruidos de motocicletas, autos deportivos o herramientas eléctricas como taladros o sierras, la exposición frecuente puede causar daños auditivos prematuros. Además, el uso excesivo de los auriculares, especialmente a un volumen demasiado alto, perjudica la audición. Si usa auriculares o si tiene que trabajar con herramientas o en un ambiente ruidoso, haga pausas regulares, tomando 10 minutos cada hora si es posible.
  2. Usar protección auditiva
    Si la exposición prolongada a ruidos fuertes es inevitable, recuerde proteger sus oídos. No dude en usar auriculares o tapones para los oídos para evitar la exposición excesiva al ruido. Los tapones para los oídos pueden reducir el ruido entre 15 y 30 decibeles. Puedes encontrar fácilmente modelos de espuma o goma que se adapten a tus necesidades. Si la intensidad del ruido es demasiado alta, puede usar tapones y orejeras al mismo tiempo para una máxima protección.
  3. Limpie la cera del oído correctamente
    La cera del oído es útil para proteger el tímpano. Esta sustancia amarillenta y ligeramente cerosa secretada en el canal auditivo impide que el polvo y las bacterias entren en él. Por supuesto, una acumulación de cera en los oídos puede amortiguar el sonido. El exceso de cera del oído suele fluir hacia el pabellón auricular del oído externo.Es necesario limpiarlo. Sin embargo, evite el uso de hisopos de algodón, ya que pueden empujar la cera más profundamente en el canal auditivo. En su lugar, usa un kit de irrigación casera para ablandar la cera y lavarla suavemente. Si está compactado en el oído, lo mejor es buscar consejo médico para quitarlo. Cuidado, tampoco se recomienda el lavado frecuente del pabellón auricular. Si se produce demasiada cera en los oídos, utilice un spray para facilitar el flujo hacia el exterior. En caso de dolor, consulte a un médico. Esto podría significar que el tímpano está perforado. También puede alternar la limpieza con picos de cera de los oídos o con curas para los oídos.
  4. Protege tus oídos del agua
    El agua, especialmente si contiene sal o cloro, puede causar infecciones de oído. Recuerda secar bien los lóbulos de las orejas después de nadar o ducharte. Si tiene oídos sensibles, use tapones para los oídos para protegerse. Hay modelos adecuados para la natación que permiten el paso del sonido mientras se mantiene la estanqueidad.
  5. Limitar el uso de medicamentos ototóxicos.
    Hay casi 200 medicamentos que contienen sustancias que pueden dañar la audición, incluyendo algunos antibióticos y medicamentos contra el cáncer. Estos medicamentos se llaman medicamentos ototóxicos. Incluso dosis demasiado altas de aspirina pueden dañar los oídos. Si está tomando un medicamento con receta, consulte a su médico para asegurarse de que no tendrá ningún impacto. Si tiene que tomar un medicamento que puede dañar sus oídos, asegúrese de que su médico revise su audición y equilibrio antes y durante el tratamiento.
  6. Dejar de fumar
    Fumar también podría perjudicar seriamente la audición. Fumar se asocia con un mayor riesgo de pérdida de audición, pero este riesgo mejorará al dejar de fumar. Así que si fumas, es otra buena razón para dejar de fumar.
  7. Coma alimentos que sean buenos para su audición
    Es cierto que los alimentos por sí solos no son suficientes para proporcionar una protección completa o para curar la pérdida de audición. Pero pueden ayudar a mantener los oídos sanos. Un consumo adecuado de vitamina D ayuda a fortalecer la estructura ósea del oído interno a través de una mejor absorción del calcio. Los peces como las sardinas y el salmón son ricos en vitamina D. Además, el magnesio y las vitaminas C, A y E tienen propiedades antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que pueden dañar el audífono cuando se expone al ruido. Los productos lácteos, las verduras verdes, el brócoli, la col, los cítricos, las zanahorias, la calabaza y los albaricoques son excelentes fuentes.

También te puede interesar leer: Pérdida de audición: ¿Cuáles son los posibles tratamientos para resolver el problema?