La pasta dental con carbón activado podría dañar tu dentadura

Tener una sonrisa blanca y reluciente es el deseo de todos y una de las prácticas más usuales para conseguirlo es utilizar pasta de dientes con carbón activado. Sin embargo, si bien se trata de un potente blanqueador, es importante regular su uso para no comprometer la dentadura, ni la salud en general.

Y es que usar este tipo de pastas como única alternativa para blanquear los dientes se ha vuelto una tendencia. No obstante, los expertos en odontología advierten sobre los peligros que esto implica.

Composición de las pastas dentales con carbón activado

Te sorprendería saber que este tipo de pastas no es tan natural como crees, ya que están hechas a partir de la carbonización del coco, cuyo resultado es combinado con otros elementos como aceituna o aserrín, huesos, coque de petróleo, entre otros.

De hecho, también contienen agentes químicos que son los que comprometen aún más la salud dental e incluso el bienestar general.

¿Realmente funcionan como blanqueadores?

Un rotundo sí, por eso se ha vuelto tan comercial. La pasta dental con carbón activado actúa como un imán que atrae la suciedad y los restos de impurezas alojados en los dientes, así como las toxinas contenidas en la boca. Esto es ocasionado por las propiedades del carbón activado, un componente que es sumamente absorbente.

Sin embargo, esta misma propiedad absorbente es la que acarrea problemas nocivos para la salud. Y es que si bien atrae toda la suciedad de los dientes, su gran poder podría ir más allá de la dentadura, algo que no está contemplado cuando se recomienda como un “brillante” blanqueador dentario.

Efectos negativos de las pastas dentales con carbón activado

Ningún estudio ha demostrado que las pastas de dientes con carbón activado estén adaptadas a la salud. Y es que es muy difícil creer que puedan eliminar por completo las manchas sin ocasionar ningún efecto perjudicial, tratándose de un componente tan poderoso como el carbón activado.

Ahora, lo que sí demuestran los estudios es el efecto negativo que ocasiona el uso constante de estas pastas sobre la salud dentaria. El esmalte dental es el principal afectado por el carbón activado, ya que la dentadura se torna más débil y desarrolla una mayor sensibilidad y susceptibilidad a las caries dentales. Esto ocurre como consecuencia del frecuente contacto con los agentes químicos que componen el carbón activado.

Además, se ha comprobado médicamente que estas pastas dentales contienen hidrocarburos poliaromáticos, sustancias químicas muy cancerígenas que también se encuentran en la gasolina y en el aceite. Así que más allá de representar un problema para la salud bucodental, también atenta contra el organismo en general.

Aun si decides utilizar pastas dentales con carbón activado, procura adquirir aquellas con polvo muy fino, ya que no afectan tanto tu esmalte dental. De igual modo, utiliza estas pastas solo una vez al mes para evitar daños a tu salud.

Pastas dentales con fluoruro o peróxido, la mejor opción

Las pastas dentales con carbón activado no son la única opción que puedes encontrar en el mercado. Cuando se trata del cuidado de tus dientes, lo mejor es recurrir al uso de pastas a base de fluoruro o peróxido, una opción más económica y no perjudicial.

Asimismo, puedes utilizar tiras o bandas blanqueadoras si deseas blanquear tus dientes de una forma más económica. Eso sí, siempre será una mejor alternativa acudir a un profesional en el área para iniciar un blanqueamiento dental asesorado y usar estas prácticas caseras solo para maximizar los resultados.

Dichas prácticas siempre deben ser autorizadas por un profesional médico para no alterar la salud en general. ¡Blanquea tus dientes de forma segura!