La luz ultravioleta y el coronavirus: ¿puede esta matar el virus?

Desde hace mucho tiempo se comprobó que la luz ultravioleta es capaz de eliminar algunos virus; ahora también se compró que la luz ultravioleta es capaz de eliminar el coronavirus de la pandemia actual.

Pero son eficaces solo si se usan de una forma específica que requiere el conocimiento profesional, además, debe ser la dosis correcta.

¿Cómo funciona la luz ultravioleta para eliminar el coronavirus?

Lo primero que hay que saber es que los rayos ultravioleta se clasifican según su longitud de onda, así:

  • Rayos UVA: son los que llegan a la superficie terrestre
  • UVB y UVC: son absorbidos por la capa de ozono.

Serían los rayos UVC los que tienen la capacidad de actuar como desinfectante, gracias a su gran energía y menor longitud de onda.

Entonces, en el estudio se demostró que la longitud de onda UVC-254 causa daño suficiente al ADN y ARN del virus, hasta destruirlo y evitar que se replique; desactivando los microorganismos o virus.

Al respecto, Indermeet Kohli, experto en fotomedicina en dermatología del Hospital Henry Ford de Detroit, dijo: «La UVC, con una longitud de onda específica de 254 nanómetros, se ha utilizado con éxito para inactivar el H1N1; además de otros virus respiratorios agudos como el SARS-CoV y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV)».

Pero fue claro en decir que esta técnica de desinfección con luz ultravioleta debía reservarse sólo para las instalaciones médicas y por equipos especializados en fotomedicina y fotobiología. Pues el riesgo de dañar la piel y los ojos es muy alto; además hay algunas limitaciones de control de calidad y precisión. Por eso no deben ser usados en hogares por personas sin el conocimiento.

Kohli también agregó que: «La facilidad de uso y la naturaleza de no contacto de los vehículos aéreos no tripulados los convierten en una herramienta valiosa en el contexto de una pandemia. Sin embargo, es necesario que se utilicen de manera responsable y precisa. Su capacidad para dañar el ADN los hace extremadamente peligrosos».

Los expertos se valen de algunos parámetros para saber cuál es la dosis perfecta:

  • La geometría de la habitación,
  • El sombreado
  • El tipo de material a desinfectar.

Sin embargo, no hay una garantía segura de calidad y total efectividad; sigue siendo difícil de encontrar.

También te puede interesar leer: Asintomáticos: 78% de las personas con coronavirus no tuvieron síntomas