Bienestar

La ketamina: el secreto para combatir afecciones mentales

A pesar de que normalmente la ketamina se considera peligrosa debido a sus efectos de dependencia, investigaciones clínicas han demostrado que esta droga repara de manera favorable los circuitos dañados del cerebro, mejorando la salud mental y los trastornos de comportamiento.

¿Qué es la ketamina?

Ketamina o científicamente llamada clorhidrato de ketamina es el fármaco más fuerte jamás registrado. Este medicamento con importantes propiedades antidepresivas, se ha venido utilizando desde los años 80 en la medicina humana como en la práctica veterinaria. Ha tenido óptimos resultados en el tratamiento para trastornos mentales, tumores cerebrales y trastornos de ánimo y comportamiento.

Sin embargo, no debemos ignorar que la ketamina es usada comúnmente como sustancia psicotrópica. Por esto, sin la correcta supervisión médica, puede provocar un importante estado de dependencia si se consume en altas dosis.

Uso de la ketamina bajo supervisión médica

El uso médico de la ketamina se presenta como un potente analgésico y antidepresivo que viene en tres diferentes presentaciones: en cápsulas, en polvo blanco o como un líquido incoloro e inodoro.

Cualquier uso que se le quiera dar a esta medicina que no sea dentro del término médico, está prohibido por la ley. Además, su uso recreativo puede generar trastornos psíquicos, dependencia moral, pesadillas, mareos, desmayos y una fuerte adicción a las drogas.

En este sentido, la ketamina se suministra acompañada de un sedante para contrarrestar los efectos negativos de esta, ya que algunos estudios han demostrado que puede producir también problemas respiratorios, de memoria y aumento en el ritmo cardiaco.

Propiedades de la ketamina en la salud mental

La depresión es una enfermedad potencialmente mortal que afecta diariamente a 350 millones de personas alrededor del mundo. Sin embargo, la ketamina se ha convertido en la cura protagonista para este mal, debido a sus potentes propiedades terapéuticas.  Por otro lado, si se toma de la manera correcta, no tienes efectos secundarios graves.

¿Cómo impacta la ketamina en la salud mental?

Un simple antidepresivo no puede competir con este medicamento, debido a que la ketamina actúa principalmente sobre las vías venosas. Es decir, sobre las fibras nerviosas, promoviendo el paso de neurotransmisores a otras neuronas, lo que contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Sin embargo, debes saber que existen algunos factores de los que depende el efecto de esta medicación. Por ejemplo, el peso, la edad, la frecuencia de uso, el modo de absorción, el consumo de alcohol y otras sustancias o fármacos suministrados anteriormente.

En experiencias anteriores se ha obtenido como resultado que los pacientes con depresión obtienen una mejora significativa. Esto, gracias la restauración de las neuronas dañadas por estrés.

Adicionalmente, esta famosa sustancia también es usada como terapia para el dolor en pacientes sometidos a operaciones quirúrgicas.

Recuerde que si usted es un paciente con problemas de salud mental o problemas de comportamiento, la única persona con la propiedad de decidir si necesita medicarse ketamina, es su médico tratante. Consulte sobre todas sus posibilidades y evite a toda costa la automedicación.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.