Todo sobre la insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática o también conocida como crisis hepática, es un síndrome patológico, que consta de la manifestación de varios síntomas, causado por la imposibilidad del hígado de desarrollar sus funciones normalmente. El hígado, es uno de los órganos con mayores funciones en el cuerpo, se estima, que son alrededor de 500 funciones, es por esto, que cuando falla este órgano, aparecen diferentes síntomas y manifestaciones en nuestro cuerpo. Cuando se agudiza la insuficiencia hepática, se puede perder la vida.

De las funciones de hígado podemos encontrar: La producción de bilis, desintegración de medicamentos, depura el amoniaco, la bilirrubina, además participa en el procesamiento de la hemoglobina, produce colesterol y lipoproteínas; en suma, produce un sin número de proteínas; es vital este órgano en el metabolismo de la glucosa y participa en la producción de sustancias para el sistema inmunológico.

La función hepática se puede ver comprometida por varias causas, se cree que la principal causa y más común es la necrosis celular, donde se presenta un daño directo sobre las células hepáticas, que se necrosan y mueren. Sin embargo, hay otras causas que pueden causas daño hepático.

¿Cómo reconocer una crisis hepática?

Como las crisis hepáticas manifiestan muchos síntomas, se tiene a confundir con otras enfermedades, por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de reconocer esta patología, aquí hay algunos síntomas comunes:

  • Pigmentación amarilla de la piel y los globos oculares (ictericia)
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Hinchazón abdominal
  • Náuseas
  •   Vómitos
  • Sensación de malestar general
  • Desorientación o confusión
  • Somnolencia

Causas de una crisis hepática:

Como mencionamos anteriormente una insuficiencia o crisis hepática puede deberse a diferentes factores, pero estos son los más comunes:

  • Sobredosis de paracetamol: Tomar demasiado paracetamol (Tylenol y otros) es la causa más frecuente de la insuficiencia hepática aguda en los Estados Unidos.
  • Algunos medicamentos: El consumo de algunos medicamentes puede ocasionar crisis hepática.
  • Suplementos de hierbas: En investigaciones se ha encontrado que algunas hierbas pueden ocasionar insuficiencia hepática, como el poleo, por ejemplo.
  • Las hepatitis: Estas enfermedades ocasionan en el mayor de los casos crisis hepáticas, aunque hay virus que también la ocasionan.
  • Toxinas: Una de las toxinas que pueden causar insuficiencia hepática aguda es el hongo silvestre venenoso Amanita phalloides, que, en ocasiones, se confunde con uno que es apto para el consumo.
  • Enfermedad autoinmunitaria: hay enfermedades autoinmunitaria que ocasionan crisis hepática.
  • Enfermedad metabólica: Algunas alteraciones metabólicas poco frecuentes, como la enfermedad de Wilson y el hígado graso agudo durante el embarazo, causan, en raras ocasiones, insuficiencia hepática aguda.
  • Cáncer: El cáncer que se origina en el hígado o se diseminan e él puede producir crisis hepática.

Recomendaciones

Si consideras que tienes algunos de estos síntomas lo más adecuado es visitar un médico, este especialista te valorará mediante chequeos médicos y dictaminará tu salud. En muchos de los casos cuando se descubre a tiempo la crisis hepática tienen tratamiento. Lo importante no es auto-medicarse, y siempre dirigirse a un centro de salud cercano.