La inmunidad al coronavirus sería más extendida de lo pensado

Uno de los temas que genera dudas y teorías diferentes es acerca de la inmunidad al coronavirus de los pacientes que ya se han curado. Ahora, un estudio hecho en Suecia, por Instituto Karolinska y el Hospital Universitario de Karolinska, habla de que puede ser mucho más extendida de lo que se creía. Incluso, podría darse en las personas que hubieran dado negativo en las pruebas de anticuerpos.

Dentro de las revelaciones del estudio, se encontró que las personas que marcaban como positivo en la prueba de anticuerpos, desarrollaron otras dos células T; las cuales son capaces de identificar y destruir las células infectadas por el virus. Las cuales también estaban presentes en pacientes que experimentaron síntomas leves o incluso fueron asintomáticos.

Los investigadores han examinado a 200 personas tanto para detectar anticuerpos específicos como células T. Sin embargo, aún no hay claridad sobre los alcances de esta inmunidad al coronavirus; si solo protege a la persona o si evita que se contagie a otros. Tampoco hay certeza de que las personas que no hayan dado positivo en la prueba de anticuerpos, estén seguras frente a una nueva exposición al virus.

Hans-Gustaf Ljunggren, uno de los autores de la investigación aseguró que, «Si todo esto es cierto, sería una gran noticia desde el punto de vista de la salud pública».

También, el experto Danny Altmann, del Imperial College de Londres se refirió al estudio de una forma muy positiva. Él dijo a la ‘BBC online’ que la investigación es «robusta, impresionante y completa». Añadiendo, que el trabajo se suma a un creciente conjunto de pruebas de que la «prueba de anticuerpos subestima la inmunidad».

Hay que aclarar que esto no sería un acercamiento a la llamada inmunidad del rebaño. La información obtenida aún no es suficiente para entender por completo estas células T; si tienen la capacidad de bloquear totalmente el virus o impedir el contagio individual y a terceros.

También te puede interesar leer: Inmunidad frente al coronavirus de los pacientes curados