Nutrición

La importancia del potasio y sus beneficios

El potasio es un mineral esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. En particular, participa en varias funciones vitales. Además, está presente en cada una de nuestras células. ¿Cuáles son exactamente todas sus funciones y dónde se puede encontrar?

¿Cuáles son las funciones del potasio?

Cuando este mineral se asocia con el sodio, participa en varias acciones. Por ejemplo, juega un papel en las células nerviosas y musculares, pero también en la sangre. El potasio también participa en la contracción de los músculos, como el corazón. La combinación de estos dos minerales permite la transmisión de los nervios a los músculos. El potasio también es importante para la salud cardiovascular al regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial, especialmente en relación con la ingesta de sodio.

También a nivel celular, este último determina la cantidad de agua que estará presente en las células. La sal mineral tendrá una función en la actividad de varias enzimas. Además, asegurará la síntesis de proteínas o glucógeno, que es una forma de almacenamiento de azúcar en el cuerpo. Además, se debe determinar su intervención en la secreción de jugo gástrico, así como la producción de aldosterona. La aldosterona es la hormona que controla la cantidad de sodio y potasio. Otras hormonas implicadas en el metabolismo de esta sal mineral son el cortisol, las catecolaminas o la vasopresina, que es una hormona antidiurética.

¿Cuáles son las referencias nutricionales actuales?

En el caso particular de España, se estima que las ingestas diarias recomendadas están muy por encima de las necesidades del cuerpo. Además, no se han establecido cifras oficiales sobre este tema. Pero dada la importancia de este mineral, especialmente para la salud cardiovascular, aconsejamos respetar la ingesta de 3500 mg/d para este elemento. Además, el nivel de potasio, llamado kalemia, debe estar equilibrado para asegurar el buen funcionamiento de los músculos, pero también del corazón y los riñones. El nivel normal es de alrededor de 2,5 milimoles/litro de sangre. Cuando hay un exceso, se llama hiperkalemia y cuando hay una deficiencia, se llama hipokaliemia. Un desequilibrio puede dar lugar a trastornos más o menos importantes.

¿Cuáles son los riesgos en caso de deficiencia?

La hipokaliemia puede causar daños importantes en el cuerpo. Puede comenzar con un estado de fatiga o debilidad, calambres, hinchazón. En los casos más graves, puede producirse una parálisis muscular y una arritmia cardíaca. Sin embargo, el remedio es simple. Es suficiente con compensar el déficit. Cuando el caso es más grave, es necesario consultar a un médico.

Además, se observa que en los países en desarrollo, la relación potasio/sodio muestra que en esos países se consume hasta 10 veces más potasio. En los países industrializados ocurre lo contrario. Por lo tanto, sería aconsejable aumentar la ingesta de este elemento, en particular en España.

¿Dónde encontrar el potasio?

Este mineral está presente en la mayoría de los alimentos que comemos. Entre los que son ricos en ella, podemos citar el cacao (1 510 mg/100 g) o los frutos secos (750 a 1 090 mg/100 g) y las aves de corral (700 mg/100 g), así como la carne (416 mg/100 g) y el pescado (450 a 462 mg/100 g).

También puede interesarle leer: Menta: 3 infusiones para aliviar las alteraciones digestivas

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.