La grasa de los hombres se va en su mayoría al abdomen

Todos los hombres en su mayoría luchan con esa grasa localizada en la barriga, que es difícil de eliminar y reducir. Mientras las mujeres, la grasa en su mayoría se les localiza en las piernas, especial en los muslos y cadera, a los hombres se le localiza sin excepción en el abdomen. Al entrar en edad, los hombres ganan peso con mayor facilidad en esta zona del cuerpo, y posteriormente la grasa se va localizando en órganos internos del cuerpo, como el hígado, páncreas entre otros, situación que deteriora la salud de quienes lo padecen.

Las mujeres acumulan grasa de manera diferentes por factores hormonales y genéticos, la presencia de estrógenos en el cuerpo de la mujer, las lleva a localizar grasa en los muslos y cadera; en procesos menopáusicos por ejemplo los niveles de estrógeno bajan y es donde las mujeres empiezan acumular grasa rápidamente en el abdomen.

No obstante, según investigaciones del hospital de nueva york, algunas mujeres rompen con la teoría anteriormente mencionada, y tienen acumular más grasa en el vientre. Las mujeres que tienen niveles más alto de testosterona y mujeres que padecen enfermedades que reducen los niveles de estrógeno en su cuerpo, tienden acumular más grasa en el abdomen.

¿Cómo actúan los genes?

Se encontró en investigaciones recientes que hay 125 genes involucrados relacionados con el aumento de grasa abdominal en hombres, mientras que existen 218 genes involucrados en la grasa en los muslos y la cadera en las mujeres. El papel de las hormonas es determinante para que haya presencia de grasa en el vientre bien sea para hombres como para mujeres, es decir las hormonas, contrarrestan la carga genética que cada individuo posea.

Por último, es importante disminuir la grasa localizada en el abdomen independiente el género, ya que se ha relacionado esta grasa con problemas cardiovasculares y de diabetes, se recomienda una dieta balanceada y mucho ejercicio.