La Flatulencia: 8 consejos para deshacerse de los gases malolientes

Hay muchas formas de describir el exceso de gas: gas, flatulencia e hinchazón. Aunque el nombre que le dé puede parecer poco importante, el hecho de poder identificar dónde comienza el gas y dónde termina, puede ayudarle a tratar los síntomas dolorosos y embarazosos.

La flatulencia, o pedos, es un gas intestinal que se filtra por el recto. La hinchazón se utiliza para describir la sensación de exceso de gas intestinal que aún no se ha liberado.
El paso de gases a través de la flatulencia se debe a la incapacidad del cuerpo para absorber o digerir ciertos carbohidratos en el intestino delgado. Una vez que estos alimentos no digeridos pasan al intestino delgado, las bacterias los descomponen, produciendo hidrógeno, dióxido de carbono y a veces metano. Pero esto no le pasa a todo el mundo.

Cuando se trata de los factores que causan el gas, hay varios culpables principales:

  • El consumo de alimentos ricos en fibra como frijoles, legumbres, frutas, verduras y granos enteros…
  • Beber refrescos
  • Goma de mascar
  • Comer demasiado rápido o hablar mientras mastica, lo que resulta en tragar más aire.
  • Beber a través de una pajita
  • Consumo de edulcorantes artificiales
  • Enfermedades intestinales crónicas como la diverticulitis o la enfermedad inflamatoria intestinal
  • Las intolerancias alimentarias como la celiaquía o la intolerancia a la lactosa
  • Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado.

Es común sentir gases después de comer y liberarlos a través de la flatulencia. Es normal tener gas de 13 a 21 veces al día.

Pero si tienes gases dolorosos y gases crónicos y malolientes, puedes empezar a jugar a ser detective. Intente eliminar la causa siguiendo estos pasos.

1. Evitar los alimentos que se sabe que causan gas

Una forma de manejar la flatulencia es comer menos de estos alimentos conocidos. Los culpables más comunes son:

  • Frutas como manzanas y peras
  • Verduras como el brócoli, coles de Bruselas y cebollas
  • Los granos enteros como el salvado
  • Productos lácteos, incluyendo leche, queso y helado.

Estos productos contienen fibra, azúcares y almidones que no son fácilmente digeridos o absorbidos, lo que puede causar gases intestinales.

Los alimentos que contienen sorbitol, un azúcar natural que se encuentra en la fruta, están en la lista de alimentos sensibles para algunas personas. A otras personas les molestan los refrescos y las bebidas de frutas. Si encuentra que estos alimentos le causan exceso de gas, elimínelos de su dieta o cómalos en porciones más pequeñas. Cuando se trata de alimentos que hay que evitar, la clave es la moderación.

Tengan en cuenta que casi cualquier alimento o combinación de alimentos puede causar gas.

2. Beber antes de las comidas

Si bebes líquidos con las comidas, pierdes el ácido del estómago y no puedes descomponer la comida también. Intente beber unos 30 minutos antes de una comida para ayudar a su estómago a digerir mejor.

3. Coma y beba lentamente

Cuando se come o se bebe rápidamente, se puede tragar mucho aire, lo que puede causar gases. ¿La solución simple? Despacio cuando comas.

4. Tomar ayudas digestivas de venta libre

Las enzimas digestivas están disponibles como suplementos de venta libre. Sabrá muy rápidamente, en unas pocas semanas, si hay alguna diferencia. Los antiácidos no harán mucho por el exceso de gas.

5. Pruebe con el carbón activado

Aunque las investigaciones son todavía limitadas, los investigadores creen que el carbón activado puede ayudar a reducir y tratar el exceso de gas y la hinchazón. A diferencia del carbón que se encuentra en su parrilla o chimenea, el carbón activado se somete a un tratamiento especial que lo hace seguro para el consumo humano. Una vez que tomas carbón activado (en forma de líquido o píldora), se une al líquido del intestino, lo que puede reducir los gases y la hinchazón y crear heces más firmes.

En un pequeño estudio publicado en el Journal of Ultrasound, 42 personas con un historial de exceso de gas en sus intestinos tomaron 448 miligramos (mg) de carbón activado durante dos días antes de un examen médico y 672 mg el día del examen. Los investigadores descubrieron que tenían una mejor visión por ultrasonido de ciertos órganos que normalmente se habrían oscurecido por el exceso de gas.

6. No te llenes de aire

Hábitos como fumar, mascar chicle y beber a través de una pajita pueden hacer que el estómago se llene de aire, lo que provoca gases.

7. Evitar los edulcorantes artificiales

El sorbitol y los alcoholes de azúcar relacionados que se utilizan en muchas versiones sin azúcar de los alimentos también pueden agravar el gas. El sorbitol suele ser el primer ingrediente de todas las marcas de chicles sin azúcar. Los sustitutos del azúcar que se encuentran en el café o en los refrescos populares no suelen causar gases. Los diversos edulcorantes que se encuentran en las bolsitas: sucralosa, sacarina, aspartamo, no están asociados a efectos de gas o laxantes.

8. Pruebe con hierbas para aliviar el gas

Algunas investigaciones sugieren que varias hierbas pueden ayudar a aliviar el exceso de gas. Por ejemplo, un estudio publicado en abril de 2015 en la Revista Europea de Estudios Médicos y Farmacológicos determinó que el jengibre ayuda a acelerar la digestión. Esto es útil porque si el estómago se vacía más rápido, el gas puede desplazarse más rápidamente al intestino delgado para aliviar la hinchazón y las molestias.

Un estudio publicado en 2014 en el Journal of Clinical Gastroenterology encontró que el aceite de menta mejoraba significativamente el dolor abdominal.
Se cree que la manzanilla ayuda a aliviar una serie de problemas digestivos, como las molestias estomacales, la hinchazón y el gas intestinal, al relajar los músculos gastrointestinales y mejorar la digestión.

También te puede interesar leer: Evita estos alimentos si padeces de gases intestinales