Nutrición

La fibra dietética ayuda a controlar la diabetes y la obesidad

Un equipo de investigadores estadounidenses y chinos descubrió que el consumo de fibra dietética ayuda a controlar el azúcar en la sangre durante la diabetes; a través de un efecto sobre las bacterias intestinales (microbioma).

Además de tener un efecto positivo en los niveles de azúcar en la sangre, esta dieta rica en fibra condujo a una mayor pérdida de peso; así como a un mejor control de los niveles de lípidos en la sangre. Después de 12 semanas, los participantes del grupo de tratamiento (fibra) tuvieron una mayor reducción del azúcar en la sangre que el grupo de control.

Ya después de 28 días, el 89% de los pacientes del grupo de la fibra pudieron controlar sus niveles de azúcar en la sangre en comparación con sólo el 50% del grupo de control. Sus niveles de azúcar en la sangre en ayunas también disminuyeron más rápido y perdieron más peso.

Bacterias más beneficiosas para el cuerpo

En el intestino, muchas bacterias descomponen los carbohidratos, como la fibra alimentaria, y producen ácidos grasos de cadena corta que nutren nuestras células intestinales, reducen la inflamación y ayudan a controlar el apetito. La escasez de ácidos grasos de cadena corta se ha relacionado con la diabetes de tipo 2 y otras enfermedades.

Sorprendentemente, de las 141 cepas de bacterias intestinales productoras de ácidos grasos de cadena corta identificadas, sólo 15 se ven favorecidas por el consumo de más fibra; por lo tanto, es probable que sean las principales impulsoras de una mejor salud. Con el apoyo de la dieta rica en fibras, se han convertido en las cepas dominantes en el intestino después de aumentar los niveles de los ácidos grasos de cadena corta butirato y acetato.

Estos ácidos crearon un entorno digestivo ligeramente ácido que redujo las poblaciones de bacterias nocivas; condujo a un aumento de la producción de insulina y a un mejor control del azúcar en la sangre. A nivel fisiológico, los ácidos grasos de cadena corta están vinculados a un aumento de la producción de proteínas como la GLP-1, que estimula la producción de insulina.

En otras palabras, el consumo de fibra dietética parece tener la capacidad de modificar la composición de las bacterias intestinales (microbiota); logra aumentar la proporción de bacterias beneficiosas para el organismo.

Este estudio sienta las bases y abre la posibilidad de que la fibra dietética dirigida a este grupo de bacterias intestinales pueda llegar a ser una parte importante de una buena dieta para los diabéticos y parte del tratamiento.

Consejo práctico: Elija siempre alimentos enteros

Una buena forma de aumentar la ingesta de fibra es comer frutas y verduras con regularidad y comer siempre alimentos enteros. Esto significa comer arroz integral en lugar de arroz blanco, pan integral en lugar de blanco, o pasta integral en lugar de blanca.

También te puede interesar: Fibra dietética: ¿De qué alimentos se obtiene la cantidad suficiente?

Fuente:

Liping Zhao: Gut bacteria selectively promoted by dietary fibers alleviate type 2 diabetes

. Science. DOI: 10.1126/science.aao5774

Publicidad