BienestarSalud

Ferritina alta: cuáles son sus implicaciones, síntomas y tratamiento

publicidad

La ferritina es una proteína que almacena el hierro y lo libera en el organismo cuando lo necesita. Cuando está alta, aumentan también los niveles de hierro lo que podría ser causante de estados inflamatorios agudos o crónicos.

De hecho, cuando aparecen ciertos síntomas, deben comprobarse los valores de ferritina y si son elevados, debe realizarse un tratamiento.

Según los registros, el 5% de los adultos del mundo, presentan la ferritina alta. Lo cual puede ser indicio de que hay enfermedades metabólicas presentes; por lo que es necesario tratamiento.

La gente suele confundir el hierro con la ferritina, pero no son lo mismo.
La ferritina es una proteína que almacena el hierro y lo libera en el organismo cuando lo necesita.

En el organismo, la ferritina se encuentra en altas concentraciones en las células del hígado (hepatocitos) y en las células del sistema inmunitario (células reticuloendoteliales); en la sangre está presente en bajas cantidades.

Si los niveles son bajos, las reservas de hierro se agotarán rápidamente provocando un malestar general. Por el contrario, si los niveles de ferritina son altos, los niveles de hierro también lo serán.

¿Por qué es importante prestar atención a los niveles de ferritina?

Como ya se ha mencionado, los niveles elevados de ferritina también conducen a un aumento de los niveles de hierro y esto puede estar relacionado con estados inflamatorios agudos o crónicos.

Por eso es importante someterse a una prueba. Para la extracción de sangre, debe acudir al laboratorio por la mañana en ayunas.

Para entender sus valores, necesita saber cuáles son sus valores normales:

  • 24 a 336 nanogramos por mililitro en los hombres;
  • 11 a 307 nanogramos por mililitro en las mujeres.

Síntomas de la ferritina alta

En caso de ferritina elevada, los síntomas no le serán indiferentes:

  • Dolor de estómago.
  • Palpitaciones o dolores en el pecho.
  • Debilidad inexplicable.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Cansancio inexplicable.

¿Cuáles son las causas de la ferritina alta?

Según los estudios científicos, las causas más comunes de los niveles altos de esta proteína son la obesidad, la inflamación y el consumo diario de alcohol. Sin embargo, hay muchas causas diferentes:

  • Artritis reumatoide.
  • Enfermedad hepática.
  • Hipertiroidismo.
  • La enfermedad de Still.
  • Diabetes de tipo 2.
  • Leucemia.
  • Linfoma de Hodgkin.
  • Intoxicación por hierro.
  • Frecuentes transfusiones de sangre.

¿Y las consecuencias?

Las consecuencias no deben subestimarse y pueden ser bastante graves, veámoslas juntos:

  • Enfermedades del corazón.
  • Cirrosis.
  • La diabetes.
  • Fibrosis.
  • Carcinoma hepático.
  • Impotencia.
  • Artropatías de las articulaciones.

Un marcador tumoral

Se ha demostrado que los niveles elevados de ferritina están presentes en algunas enfermedades hepáticas o en algunos cánceres como el linfoma de Hodgkin.

De hecho, cuando los niveles de ferritina son elevados en el organismo, significa que se está produciendo una inflamación: esta es un reactante de fase aguda.

Cura

Un tratamiento adecuado consiste en una dieta baja en hierro y sustancias quelantes y una serie de muestreos de sangre periódicos, con lo que se eliminan los glóbulos rojos ricos en hierro y se estimula al organismo a producir otros nuevos.

También te puede interesar leer: Las 5 señales que evidencian la falta de hierro

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.