La endometriosis: remedios naturales para tratarla

La endometriosis causa dolor intenso, hemorragias fuertes y, lamentablemente, se produce en un gran porcentaje de mujeres en edad de procrear. Si adopta una dieta antiinflamatoria y toma suplementos beneficiosos, puede retrasar la endometriosis.

Además, como muestran algunos estudios, la acupuntura puede hacer maravillas. Aunque no hay cura, usted puede controlar, tratar e incluso prevenir los síntomas de la endometriosis para que deje de ser un obstáculo importante en su vida.

La endometriosis es uno de los problemas de salud más comunes que experimentan las mujeres y una de las principales causas de infertilidad. Se estima que más de 176 millones de mujeres en todo el mundo sufren de endometriosis.

Si sufre dolor y molestias en la zona de los genitales, la endometriosis puede ser la razón.

Se estima que entre el 40 y el 60% de las mujeres que tienen períodos muy dolorosos tienen endometriosis, y el 30% de las mujeres afectadas por la infertilidad también están afectadas por esta enfermedad.

Actualmente no existe una cura para la endometriosis; se utilizan varios tratamientos para aliviar los síntomas. Algunas opciones de medicamentos, como la terapia hormonal, pueden aumentar el riesgo de infertilidad a largo plazo.

Si los síntomas de la endometriosis se vuelven demasiado graves, puede que incluso sea necesario recurrir a opciones quirúrgicas. Pero hay enfoques naturales que pueden mejorar significativamente la situación de las mujeres que están plagadas por esta enfermedad.

Los síntomas más comunes de la endometriosis

El primer paso es conocer e identificar los síntomas para poder encontrar los métodos de tratamiento adecuados.

En muchas mujeres, la progresión de los síntomas de la endometriosis es lenta, desarrollándose a lo largo de muchos años. Cada mujer experimenta un rango diferente de dolor, lo que puede dificultar el diagnóstico. El dolor suele comenzar en la parte baja del abdomen y se intensifica durante la menstruación o las relaciones sexuales. A medida que el dolor se hace más severo, puede comenzar a irradiarse a través de la parte inferior del abdomen, la espalda y las piernas, y a menudo se describe como un dolor parecido a un calambre.

Los síntomas más comunes de la endometriosis son:

  • Períodos dolorosos (también conocidos como dismenorrea) o períodos irregulares.
  • Sexo doloroso
  • Aumento del dolor durante las evacuaciones intestinales
  • Aumento del dolor al orinar
  • Sangrado excesivo
  • Manchas y hemorragias entre ciclos
  • Digestión dolorosa
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Dolor crónico de espalda baja y dolor abdominal
  • Dolores pélvicos
  • Infertilidad
  • Dolores en las articulaciones
  • Dolor del nervio
  • Agotamiento crónico
  • Hinchazón

Enfoques naturales contra los síntomas de la endometriosis

Comida saludable

Para tratar de aliviar los síntomas de la endometriosis de forma natural, empieza por eliminar los alimentos que producen inflamación. Esto incluye productos lácteos, alimentos procesados, azúcares refinados, alcohol y cafeína. Elimine estos alimentos de su dieta por lo menos durante tres semanas, prestando especial atención a su cuerpo y a sus cambios a lo largo del proceso. La soja y otros alimentos también deben ser eliminados de la dieta debido a sus efectos estrogénicos.

Según un estudio publicado en la revista «Reproductive Biomedicine», las mujeres con endometriosis parecen consumir pocas verduras y ácidos grasos omega-3 y más carne, café y grasas trans. Las pruebas de alergia también pueden ser beneficiosas para averiguar qué alimentos aumentan la inflamación en el cuerpo.

Es importante seguir una dieta antiinflamatoria cuando se trata de la endometriosis. Un estudio de 2004 publicado en la revista «human reproduction» determinó que hay una reducción significativa del riesgo de desarrollar endometriosis en las mujeres que consumen verduras y frutas frescas.

Esto significa que algunos alimentos son súper beneficiosos por su actividad antiinflamatoria:

  • Verdura de hoja verde
  • Apio
  • Remolachas
  • Brócoli
  • Arándanos
  • Salmones
  • Piñas
  • Anacardos
  • Aceite de coco
  • Jengibre

El magnesio, el hierro, el omega 3 y la fibra en la dieta

Los alimentos ricos en magnesio también ayudan a calmar el útero y a reducir el dolor. Entre ellas se encuentran las semillas de calabaza, semillas de girasol, judías negras, aguacate, almendras, plátanos, acelgas y espinacas. Los alimentos ricos en hierro también son importantes porque reponen la pérdida de hierro en el cuerpo, que es el resultado de un exceso de sangrado. Los alimentos que contienen hierro incluyen el hígado, el filete de carne, los frijoles, los frijoles negros, las espinacas, la yema de huevo, las ciruelas pasas, las alcachofas y las verduras verdes.

Además, puede reducir la inflamación, aliviar el dolor muscular y articular, y regular la producción de hormonas con alimentos ricos en omega-3. Añade a tu dieta semillas de lino, semillas de chía, nueces, salmón, trucha, atún, sardinas, anchoas y caballa.
Si sufre de estreñimiento, un síntoma de endometriosis, consuma alimentos ricos en fibra como quinoa, verduras, arroz integral, bayas, coco, higos, alcachofas, guisantes, coles de Bruselas, nabos y calabaza.

Suplementos que pueden ayudar

El picnogenol es un extracto de la corteza del pino marítimo de las Landas, en un estudio publicado en la revista de «medicina reproductiva», se hizo un seguimiento de 58 mujeres con endometriosis a las 4, 12, 24 y 48 semanas del inicio del tratamiento para estudiar los síntomas de la endometriosis. 32 pacientes del grupo del picnogenol tomaron 60 miligramos diarios durante 48 semanas. Los 26 pacientes restantes fueron tratados como de costumbre con un agonista de la hormona liberadora de gonadotropina.

El tratamiento con Pycnogenol, redujo lenta pero constantemente los síntomas de la endometriosis, mientras que el tratamiento con terapia hormonal redujo los síntomas de manera más efectiva inicialmente, pero 24 semanas después del final del tratamiento, los resultados sugieren un retorno de los síntomas. No hubo influencia sobre los ciclos menstruales o los niveles de estrógeno con el tratamiento de Pycnogenol, mientras que la menstruación y los niveles de estrógeno disminuyeron con la terapia hormonal. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el picnogenol es una alternativa terapéutica a la terapia hormonal en el tratamiento de la endometriosis.

También puedes tomar 50 miligramos de un complejo de vitamina B diariamente para equilibrar los niveles hormonales. Las vitaminas del grupo B benefician la salud general y apoyan la función celular. La vitamina B6, por ejemplo, alivia el dolor crónico, estimula el estado de ánimo y aumenta los niveles de energía.

La acupuntura para reducir el dolor de la endometriosis

En un estudio realizado en la Facultad de Medicina de Harvard se comprobó que la acupuntura puede ser un tratamiento complementario eficaz, seguro y bien tolerado para el dolor pélvico asociado con la endometriosis. Para el estudio se hizo un seguimiento de 18 mujeres jóvenes de 12 a 22 años de edad con dolor pélvico crónico relacionado con la endometriosis. Los participantes seguidos con acupuntura vieron disminuir su dolor en un 62% después de cuatro semanas, lo que fue significativamente diferente del grupo de control.

 

Fuentes:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23419794

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15254009

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17879831

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18794019

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3384204/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2529395/