Dieta Montignac: los 7 principios esenciales de pérdida de peso

Si quieres bajar de peso la dieta Montignac es bastante sencilla de seguir. Está basada en la prohibición del consumo de productos con altos niveles de glucosa fácilmente reconocible. Fuera de ellos puedes comer cualquier cantidad de los alimentos que selecciones.

Principios de la dieta Montignac

Las medidas que sugiere este régimen alimenticio están basados en algunas aseveraciones estudiadas científicamente que te ayudarán a controlar tu peso.

  1. Debes suprimir totalmente los alimentos que tienen un índice glucémico superior a
  2. Los alimentos principales durante la dieta deben incluir más que nada alimentos ricos en fibra dietética.
  3. Puedes incluir abundantes carnes magras como el pescado y las aves.
  4. Aumenta la ingesta de ácidos monograsos como el aceite de oliva extra virgen.
  5. La dieta mediterránea y sus alimentos pueden ser muy eficientes para mantener el peso. Esta es una manera de comer, pero no un régimen alimenticio temporal. Incluye muchos vegetales, comida al vapor y proteínas.
  6. Sigue al pie de la letra las dos fases de la dieta Montignac para evitar el efecto yoyo.
  7. Cuida la calidad de los alimentos que pones en tu plato.

Fases de la dieta

Este plan de adelgazamiento tiene dos fases claramente definidas donde tendrás retos distintos.

  • En la primera fase retira todas las formas de azúcar concentrada, asociaciones de proteínas animales con almidón y carbohidratos. No incluyas en la dieta frutos secos de ninguna índole.
  • Durante la segunda fase tendrás la motivación de los kilos perdidos. Podrás estabilizar el peso volviendo a consumir semillas y nueces, pero debes seguir evitando el azúcar y los alimentos con alto índice de glucosa.

¿Qué puedes comer?

Este régimen alimenticio no es muy sacrificado, ya que podrás seguirlo solo con un poco de voluntad. Incluye mariscos, aves, huevos, vegetales verdes, pan integral y como aderezos puedes usar aceite de oliva, de colza, de nuez, linaza y margarina.

Un menú de ejemplo incluiría en el desayuno un té sin azúcar con yogur griego sin grasa, pan integral y mermelada sin azúcar. Sigue en el almuerzo una ensalada con carne de res y aguacate, aderezada con vinagre, aceite de oliva y limón.

Puedes incluir un aperitivo y hasta postre a base de una fruta como kiwi y leche descremada y cierra la cena con un filete de pescado en salsa de eneldo con verduras y judías. Puedes regalarte incluso un buen chocolate negro.

Así que si quieres intentar un nuevo método para bajar de peso, la dieta Montignac podría ser la opción ideal para ti.