Bienestar

Conoce la dieta líquida y cómo te puede ayudar a bajar 4 kilos fácilmente

Existen muchas ventajas de la dieta líquida y seguro ya le has puesto el ojo para lograr una mejor silueta con menos esfuerzo. Es ideal para personas que les gusta beber más líquidos y menos sólidos como sopas, jugos y batidos.

No obstante, es importante que conozcas bien en qué consiste para que no haya confusiones y no termines alimentándote de manera inadecuada.

¿Qué es la dieta líquida?

La dieta líquida es muy diferente a un régimen de alimentación totalmente líquido y que se recomienda para personas que se someten a cirugías o se están recuperando de ellas y que necesitan una alimentación que sea muy suave con los intestinos.

Una dieta de líquidos para perder kilos busca incorporar en tu alimentación ingredientes bajos en calorías. Una buena idea para comenzar a hacerla en sustituyendo una comida o dos todos los días con bebidas.

Puedes hacerlo durante todo un día para ayudar a tu cuerpo a deshacerse de toxinas y acelerar la pérdida de peso.

¿Por intervalos o permanente?

La dieta líquida es exitosa como un tratamiento para adelgazar a corto plazo. Generalmente se recomienda como primera etapa para un programa integral de reducción de grasa y kilos y no como una estrategia permanente.

Una persona obesa puede perder un kilo semanal con esta dieta, pero es importante que se haga bajo la supervisión de un nutricionista para evitar bajones de energía o debilidad.

Un régimen de alimentación líquido debe ser estructurado para que te aporte todas las vitaminas, nutrientes, antioxidantes, minerales y fibras que necesitas. No hacerlo de esta manera conlleva a sufrir mareos, náuseas, dolores de cabeza, trastornos digestivos, sensación de estar aturdido y hasta puede hacer que tu metabolismo se ponga más lento.

Ejemplos de dieta líquida

Si quieres hacer una dieta líquida desintoxicante de un solo día, puedes beber jugos de frutas, hierbas y vegetales a lo largo de la jornada.

Un ejemplo sería algo así:

  • Tomar una taza de agua con jugo de limón en la mañana.
  • Desayunar una hora después con naranja o un jugo de melón.
  • A media mañana tomar jugo de manzana.
  • Almorzar con sopa o caldos ligeros de pollo o vegetales.
  • A media tarde tomar té y cenar a las 7 pm una sopa con hongos.

Si quieres la dieta líquida para reemplazar comidas, hay estudios que indican que sustituir solo un almuerzo o cena por líquidos durante 30 días puede reducir efectivamente el peso y la grasa corporal.

Puedes alternar los desayunos con frutas como arándanos con avena, leche y dátiles y merendar huevos hervidos y té verde. En el almuerzo puedes comer sopa de granos o champiñones y repetir en la cena la dieta líquida con caldos de verduras, pero agregando pollo o pescado a la parrilla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.