La depresión no solo es un problema de salud mental

Por lo general, la depresión es diagnosticada al identificar un problema funcional en el cerebro, es decir, por un desequilibrio químico de este órgano. Sin embargo, en la actualidad este diagnóstico es debatido y se señalan otros factores como la verdadera causa.

Se está demostrando la teoría que descarta el desequilibrio químico como la causa principal de la depresión. Se dice que asegurar que la depresión solo es causada por un desequilibrio químico tiene que ver con una campaña de marketing por parte de la industria farmacéutica para vender medicamentos para su tratamiento.

¿Cuáles son los otros factores que se relacionan con la depresión?

Los factores que motivan el surgimiento de un cuadro depresivo se están asociando a causas que abarcan lo psicológico, ambiental y biológico, lo que deja claro la influencia que tiene la salud física y psíquica en el estado de ánimo.

Algunos padecimientos están siendo motivo de estudio al mostrar su relación con los estados depresivos.

·        El rol de la genética en la depresión

FNDC o Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro se ha identificado como una de las causas que originan la depresión. Estudios realizados a personas diagnosticadas con depresión demostraron que estas mantenían bajos niveles de FNDC, mostrando esta deficiencia como principal causa de la depresión.

Otros estudios reflejan una modificación en el gen FNDC, denominada Polimorfismo de Nucleótido. Esta alteración se hace frecuente en personas con cuadros de depresión, ansiedad y pérdida de la memoria. Y afecta sobre todo a personas que padecen de alguna enfermedad cardiovascular.

·        Relación entre la inflamación y la depresión

Cada vez son más los científicos e investigadores que promueven la teoría de que la depresión surge a causa de una inflamación del sistema inmunitario. Y es que han asociado cuadros depresivos con posteriores inflamaciones con altos niveles de citoquinas, unas proteínas que al ser liberadas en el organismo generan este tipo de inflamación.

Por otro lado, algunos estudios han reflejado que algunos tipos de cáncer aumentan los niveles de depresión en las personas. Ubican la causa por medio de una medicina utilizada para aliviar y regular las respuestas inflamatorias, conocida como Interferón Alfa.

De igual manera, otros estudios relacionan enfermedades depresivas como melancolía, trastorno bipolar y depresión postparto con altos niveles de citoquinas, las cuales generan inflamación que reduce el nivel de resistencia del organismo al cortisol. Aunque esta última hormona está asociada con el estrés, es un gran protector natural para combatir la inflamación.

·        Salud gastrointestinal para aliviar la depresión

¿Has escuchado la frase pensar con el estómago? El sistema digestivo en la zona de los intestinos es visto como el segundo cerebro en el organismo. Su salud está asociada con el humor y de hecho a este órgano se le conoce por generar un alto nivel de serotonina.

Los estudios científicos que han indagado la relación entre el cerebro y los intestinos aseguran que las personas con padecimientos gastrointestinales o padecimientos autoinmunes originados por la inflamación crónica son más propensos a caer en depresión.

Por ello, tener una buena salud pro intestinal va de la mano con una mejora en las funciones cerebrales. Busca alimentos que alivien los síntomas de la inflamación gastrointestinal; los más recomendados son vitaminas D y B, así como varios probióticos.

·        El sedentarismo y el aislamiento promueven la depresión

Al mantener una vida sedentaria y alejada del mundo exterior, privas al organismo de su principal fuente de vitamina D, el sol. Estudios realizados a personas mayores revelaron que los cuadros depresivos estaban asociados a los bajos niveles de vitamina D, esto en contraste con las personas que tenían un promedio alto de esta vitamina en su organismo.

En caso de padecer un déficit alto o sensibilidad muy alta al sol, puedes consumir suplementos de vitamina D. De igual manera, intenta complementar las bondades de la vitamina con actividad física para estimular las células del cerebro.

·        Eventos traumáticos

Suelen ser motivo suficiente para caer en un estado perenne de depresión. La pérdida de un ser querido, caídas financieras, rompimientos amorosos o despidos son factores que conllevan a la depresión.

Por esta razón es importante que antes de llegar a la medicación para tratar esta enfermedad, te hagas un chequeo completo para encontrar una solución más amigable. Buscar una solución más allá de la farmacéutica puede ayudar a conocerte a ti mismo y a reaccionar de mejor manera para enfrentar o ayudar a otros a lidiar con este padecimiento.