La depilación completa de la línea del bikini se ha convertido en algo habitual. Pero según algunas fuentes, aumenta el riesgo de infecciones de transmisión sexual. Pero Investigadores estadounidenses contradicen estas afirmaciones.

La depilación completa del vello púbico ha sido señalada muchas veces como un factor que promueve las infecciones de transmisión sexual (ITS). De hecho, varios estudios ya han demostrado que las personas que se depilan o afeitan el vello púbico con frecuencia son más propensas a las ITS; sin explicar esta relación causal.

Para estar seguros, los científicos de la Universidad Estatal de Ohio llevaron a cabo su pequeña investigación. Estaban interesados en la privacidad de 214 estudiantes femeninas: su depilación púbica (al menos una vez a la semana durante el último año o al menos seis veces el mes pasado) y la posible aparición de ITS. El resultado: «no hemos establecido ningún vínculo», señalan los autores.

Jamie Lustre, el autor principal de la investigación, es muy enfático al afirmar. «No hay una razón biológica clara para creer que afeitarse o depilarse llevaría a un mayor riesgo de infección», dice. «Aunque nuestro estudio es pequeño, es importante que las mujeres sepan que la investigación en esta área no es concluyente. No deben creer todo lo que ven en Internet o lo que les dicen sus amigos es cierto”

Pero entonces, ¿cómo podemos explicar que otras obras sacan conclusiones radicales en contraposición a esta? El investigador responde:  «Los trabajos anteriores no tiene en cuenta la frecuencia de las relaciones sexuales», dice. «Es posible que las mujeres que tuvieron más relaciones sexuales con diferentes parejas – y que por lo tanto eran más propensas a contraer infecciones – también fueran más propensas a depilarse por completo”.

¡No crea en mitos urbanos, ni en lo que dicen las redes sociales, si tiene dudas con respecto a esto lo recomendable es que visite a su ginecólogo!