Saltarnos la comida, o comer menos no nos hace perder peso

La comida que no debemos saltarnos por ningún motivo es el desayuno, investigaciones recientes ha demostrado que saltarnos esta comida, puede generar un aumento de un kilogramo por mes, se recomienda comer una proteína como un huevo o en su defecto una fruta rica en fructuosa, que nos de la energía necesaria para llegar a la siguiente comida.

La teoría nos dice que, si consumimos menos calorías, manteniendo el mismo gasto energético diario, deberíamos perder peso, pero desgraciadamente no sucede así, y la explicación está en el cerebro; Sucede que cuando dejamos de consumir una comida, u obligamos de manera drástica al cuerpo a consumir poco, el cerebro responde aumentando nuestra ansiedad.

Los científicos de la universidad de Cambridge, ha realizado un estudio sobre las llamadas neuronas AGRP, que se encargan del “sentido de ansiedad” en nuestro cerebro, después que consumimos cualquier alimento. Las conclusiones del estudio arrojan que después de un nivel de consumo bajo de calorías, estas neuronas se disparan y aumentan un mecanismo de defensa personal generando una sensación de ansiedad, obligando a consumir más calorías posteriormente.

Saltarse las comidas, o comer poco no es la solución, ni la forma más adecuada para adelgazar o perder peso, como lo vimos, el cerebro tiene formas de “defendernos” de nosotros mismo. Lo recomendable es comer a tiempo, y de manera seguida por lo menos 6 veces en el trascurso del día. Aguantar hambre o comer de manera desordenada traerá consecuencias muy diferentes a las que creemos que sucederán (bajar de peso)