La clamidia: Qué es, cómo se transmite, síntomas y consecuencias

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual, causada por la bacteria intracelular Chlamydia trachomatis.

Los síntomas y signos de la clamidia por lo general son muy leves y difíciles de reconocer. La mayoría de pacientes son mujeres entre 15 y 25 años y muchas presentan consecuencias graves en su sistema reproductivo.

Algunas de las consecuencias de no tratar la clamidia para las mujeres pueden ser:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP); incluyendo: endometritis,  ooforitis,  peritonitis pélvica, salpingitis, parametrita, absceso pélvico.
  • Infertilidad
  • Posible daño en trompas de falopio
  • Embarazo extrauterino
  • Parto prematuro

Mientras que en los hombres pueden ser:

  • Infecciones del epidídimo
  • infecciones de la próstata
  • daños en los testículos
  • Posible esterilidad

¿Cómo se transmite?

La clamidia se transmite por medio del sexo vaginal y anal sin usar preservativo; o a través del sexo oral. Pero además, en el momento del parto, una mujer puede transmitir la enfermedad a su hijo; provocando conjuntivitis en el 30-50% de los casos y/o neumonía en el 10-20%.

Síntomas de la clamidia

Se estima que alrededor del 70-80% de las mujeres y el 50% de los hombres, que contraen la clamidia son asintomáticos. En general, los síntomas aparecen alrededor de 1/3 semanas después de la infección.

En las mujeres se manifiesta principalmente con una infección del cuello uterino (cervicitis); la cual puede producir un leve ardor, picor, irritación, sangrado, secreciones mucosas fibrosas y uretritis.

En los hombres, las señales de la clamidia son quemaduras y secreciones de la uretra, inflamación, hinchazón y dolor en los testículos.

Otros síntomas pueden ser:

  • manchas rojizas en los genitales;
  • dolor al orinar (dolor al orinar);
  • dolor en la parte baja del abdomen o aumento de peso;
  • relaciones sexuales dolorosas en las mujeres (dispareunia);
  • Dolor rectal;
  • la hinchazón de los ganglios linfáticos inguinales.

La clamidia también puede:

  • infectar la garganta y causar faringitis si se transmiten por vía oral.
  • causar proctitis con dolor, secreción muco-purulenta y hemorragia si se transmiten por el coito anal.
  • causar artritis reactiva (o síndrome de Reiter) en ambos sexos, que se produce con la artritis, la uretritis, la conjuntivitis y las lesiones mucocutáneas indoloras.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar la clamidia, se realizan diferentes pruebas.

  • hisopos uretrales en los hombres y vaginales en las mujeres;
  • pruebas de laboratorio molecular para la investigación del ADN específico de la clamidia, basadas en la prueba de amplificación del ácido nucleico (Nucleic Acid Amplification Testing, Naat), tanto en hisopos vaginales, endocervicales, rectales y orales para la mujer como en hisopos uretrales, rectales y orales para el hombre y para ambos también en muestras de orina.

Si el resultado es positivo para la clamidia, todas las parejas sexuales deben someterse a pruebas serológicas para detectar la clamidia, el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

También te puede interesar leer: Clamidia aumenta durante cuarentena por coronavirus en el Reino Unido