La aspirina puede reducir el riesgo de muerte y complicaciones por COVID

El número de casos de Covid aumenta cada día en todo el mundo; y con la sombra de otro posible cierre, la pandemia se agrava cada vez más. Las medidas vigentes no parecen ser muy eficaces; pero un rayo de esperanza parece venir de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland. Los investigadores han descubierto que un medicamento común para el dolor de cabeza podría salvar nuestras vidas contra el virus: la aspirina.

El descubrimiento demostró que una dosis diaria baja de aspirina puede reducir el riesgo de muerte y otras complicaciones graves causadas por el virus. Más específicamente, este estudio afirma que los pacientes que toman aspirina todos los días tienen casi un 50% menos de probabilidades de morir por casos graves de Covid-19 en un hospital; y también mucho menos probabilidades de terminar en cuidados intensivos.

Covid-19, un medicamento común podría salvar nuestras vidas

Los investigadores dijeron que el estudio, publicado en la revista Anesthesia and Analgesia, proporciona un «optimismo cauteloso»; para un medicamento asequible que podría ayudar a prevenir complicaciones graves. «En caso de confirmarse nuestro descubrimiento, la aspirina sería el primer fármaco sin restricciones de venta, disponible para combatir la mortalidad en los pacientes de Covid-19»; así lo afirmó Jonathan Chow, quien dirigió el estudio.

En cuanto a la metodología del estudio, el doctor Chow y su equipo revisaron los registros médicos de 412 pacientes de coronavirus con una edad promedio de 55 años. Habían sido hospitalizados en los últimos meses debido a complicaciones del Covid-19, y alrededor del 25% de los pacientes estaban tomando una dosis baja de aspirina por día (81 miligramos) antes o inmediatamente después de la hospitalización.

A partir del estudio, los investigadores descubrieron que el uso de la aspirina se asocia con una reducción del 44% del riesgo de estar en un ventilador mecánico, una reducción del 43% del riesgo de hospitalización en cuidados intensivos y, lo que es más importante, una reducción del 47% del riesgo de morir en el hospital en comparación con los que no toman aspirina. Los pacientes que tomaron aspirina no experimentaron aumentos significativos en los eventos secundarios como el aumento de la hemorragia durante la hospitalización.

También te puede interesar leer: Coronavirus: dos nuevos días de contagio que baten récords en EEUU