La aronia es una planta que produce bayas negras recogidas en racimos. Pertenece a la familia Rosaceae y viene de América del Norte. Su nombre científico es Aronia melanocarpa. Esta planta, especialmente su fruto, está en la categoría de «súper alimentos». De hecho, tiene muchas propiedades terapéuticas. Además, contiene una alta concentración de ingredientes activos. Estos son, entre otros, los primeros responsables de sus virtudes. Es particularmente rico en oligoelementos y vitaminas y contiene polifenoles y carotenoides.

Usos de la Aronia en la medicina alternativa

Gracias a su alto contenido en antioxidantes, la aronia tiene la reputación de ayudar a prevenir el cáncer así como otras enfermedades relacionadas con la edad. Además, ayuda a prevenir diversos trastornos cardiovasculares. De hecho, contribuye a la reducción de los niveles de colesterol en la sangre. También ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre al reducir el nivel de azúcar en la sangre.

Esta planta medicinal también mejora el confort digestivo. Participa, entre otras cosas, en la protección de las mucosas gástricas y hepáticas. También estimula las funciones del tracto digestivo y trata las úlceras gástricas e intestinales.

Además, la aronia contiene una gran cantidad de vitamina C. Como resultado, fortalece el sistema inmunológico. Además, durante el invierno, aumenta considerablemente la respuesta del sistema inmunológico. Es particularmente eficaz contra las enfermedades estacionales y protege el cuerpo contra todas las formas de agresión externa (bacterias y virus). También ayuda a combatir la fatiga y restaura la energía del cuerpo en caso de astenia.

Finalmente, reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario.

Formas y preparados disponibles

La aronia suele comerse como fruta fresca o seca. Sin embargo, en las farmacias o parafarmacias, puede encontrarse en forma de infusión, cápsula, jugo y aceite vegetal.

Instrucciones de uso y dosis recomendadas

Para beneficiarse de las cualidades curativas de la aronia, se recomienda una ingesta diaria de 10 a 15 g de bayas secas. La cura debe realizarse en un plazo de 2 meses.

Para las cápsulas, la dosis recomendada es de 2 cápsulas dos veces al día. Las cápsulas deben ser ingeridas en medio de las comidas con un gran vaso de bebida. Cabe señalar también que una dieta variada y equilibrada es necesaria para obtener resultados óptimos.
Finalmente, los jugos de aronia tienen propiedades diuréticas. Para poder disfrutarlos, es aconsejable consumir media tapa medidora de jugo por día. Tenga en cuenta que esta es la dosis preventiva para limitar las infecciones urinarias (cistitis).

Contraindicaciones, efectos secundarios y precauciones de uso

Hasta la fecha, no se conocen contraindicaciones ni efectos secundarios del uso terapéutico de la aronia. Sin embargo, en el caso de patologías más o menos graves, se debe evitar la automedicación y se debe consultar a un médico o profesional de la salud.

Además, varios estudios muestran una posible interacción con ciertos medicamentos de quimioterapia.

También te puede interesar leer: Bayas de aronia, el antioxidante más efectivo del mundo