Beneficios del deporte: Si lleva un estilo de vida sedentario, con solo realizar una actividad física moderada varias veces a la semana puede reducir significativamente el riesgo de mortalidad.

Beneficios del deporte para la salud: reducción del riesgo de muerte por todas las causas

Se recomienda realizar 30 minutos de actividad física moderada al día, cinco días a la semana, para obtener como resultado una reducción en el riesgo de muerte por todas las causas en un 19%. Las personas que realizan actividad física moderada durante siete días a la semana reducen su riesgo de muerte aún más, del 19% al 24%. En comparación con las personas que realizan una actividad física diaria, a menudo intensiva, las personas sedentarias tienen seis veces más probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca en un plazo de 15 años.

Las personas que más se benefician suelen ser las que pasan de un estilo de vida sedentario a la actividad física, aunque los beneficios también aumentan con la frecuencia e intensidad de la actividad (sin exceder un cierto límite, por supuesto, ya que demasiada actividad tiene el efecto contrario). Muchos cambios bioquímicos beneficiosos tienen lugar durante la actividad física, entre ellos los cambios en más de 20 metabolitos diferentes que participan en el metabolismo y la quema de grasas, entre otros, o la optimización de la sensibilidad de los receptores de insulina y leptina.

Lo que la actividad física hace por su salud:

Articulaciones y huesos: asegurar una buena densidad ósea

El deporte puede hacer que soporten hasta cinco o seis veces el peso de su propio cuerpo. El ejercicio con pesas es uno de los remedios más eficaces para la osteoporosis porque los huesos son muy porosos y blandos y, a medida que envejece, pueden volverse fácilmente menos densos y, por lo tanto, más frágiles, especialmente si está inactivo.

Los músculos: mantenimiento de la masa muscular

Los músculos usan la glucosa y el ATP para contraerse y moverse. Pequeños desgarros en sus músculos les ayudan a crecer y fortalecerse mientras se curan. El desarrollo de los músculos a través de ejercicios de resistencia tiene muchos beneficios, desde perder el exceso de grasa hasta mantener una masa ósea saludable y prevenir la pérdida de músculos relacionada con la edad. La intensidad de tu entrenamiento de resistencia puede provocar muchos cambios moleculares, enzimáticos, hormonales y químicos beneficiosos en tu cuerpo.

El cerebro: mejor funcionamiento, mejores estados de ánimo

El aumento del flujo sanguíneo también es beneficioso para el cerebro, permitiéndole funcionar mejor casi instantáneamente. La actividad física regular también promueve el desarrollo de nuevas células cerebrales, lo que mejora su capacidad de recordar y aprender. También se activan muchos neurotransmisores, como las endorfinas, la serotonina, la dopamina, el glutamato y el GABA. Algunos de estos neurotransmisores son bien conocidos por su papel en el control del estado de ánimo. La actividad física, de hecho, es uno de los métodos más eficaces de prevención y tratamiento de la depresión.

Los pulmones: el volumen de oxígeno inhalado aumenta

Cuando tus músculos necesitan más oxígeno, tu ritmo respiratorio aumenta. Cuanto más alto sea su VO2 máximo, su máxima capacidad de uso de oxígeno, más en forma estará.

El corazón: más oxígeno en el cuerpo y disminución de la presión

Su ritmo cardíaco aumenta con la actividad física para proporcionar más sangre oxigenada a sus músculos. Cuanto más en forma esté, más eficiente será su corazón, permitiéndole entrenar más y por más tiempo. Su presión sanguínea también disminuye a medida que se forman nuevos vasos sanguíneos.

También puede interesarle leer: 4 consejos para hacer de la música una buena medicina