Salud

Intoxicación por salmonela: síntomas, riesgos y cómo protegerse

Últimamente se ha producido un escándalo tras otro debido a la contaminación de los alimentos, lo que ha provocado el cierre de dos líneas de producción de Nestlé en Caudry (Francia) y de la fábrica de Arlon, en Valonia (Bélgica), de Ferrero, cuyos productos Kinder han sido retirados del mercado por contaminación de salmonela. Es importante tener en cuenta que una salmonelosis de origen alimenticio como ésta puede causar un gran brote que puede provocar un gran número de víctimas, por lo que es importante retirar los productos y cerrar la línea de producción. Aunque la mayoría de los casos de salmonelosis son leves, en algunos casos la enfermedad puede ser mortal.

Salmonelosis: enfermedades causadas por la bacteria Salmonella

La salmonelosis es una enfermedad causada por la Salmonella o más comúnmente conocida como salmonela. Se trata de enterobacterias que suelen encontrarse en los intestinos de los animales y que se transmiten al ser humano a través de los alimentos contaminados. Estas bacterias pueden causar dos tipos principales de enfermedades: gastroenteritis y fiebre tifoidea.

Principales síntomas de la intoxicación por salmonela

La infección por salmonela suele estar causada por la ingesta de carne, aves, huevos o productos de huevo crudos o poco cocinados. El periodo de incubación varía de unas horas a dos días. La mayoría de las infecciones por salmonela pueden clasificarse como gripe estomacal (gastroenteritis). Los posibles signos y síntomas son los siguientes:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Sangre en las heces

Los signos y síntomas de una infección por salmonela suelen durar de dos a siete días. La diarrea puede durar hasta 10 días, pero los intestinos pueden tardar varios meses en volver a la normalidad.

Tratamiento de la salmonelosis

La gastroenteritis puede desaparecer rápidamente, al cabo de un promedio de 3 a 5 días, en los adultos en buen estado físico. En el caso de las personas más vulnerables, como los bebés, los ancianos o los inmunodeprimidos, la infección puede ser más grave o incluso mortal y puede estar indicada la terapia antibiótica. También debe prestarse atención a la deshidratación asociada a la enfermedad, especialmente en los niños pequeños y los ancianos.

Prevención

Puede tener cuidado para evitar el contagio de bacterias a otras personas. Los métodos de prevención son especialmente importantes cuando se preparan alimentos o se atiende a bebés, ancianos y personas con sistemas inmunitarios debilitados. Asegúrese de cocinar bien los alimentos y de refrigerarlos o congelarlos rápidamente.

Lávese las manos

Lavarse bien las manos puede ayudar a prevenir la transferencia de la bacteria de la salmonela a la boca o a cualquier alimento que se prepare. Lávese las manos después de:

  • usar el baño
  • cambiar un pañal
  • manipulación de carne cruda o de aves de corral
  • limpieza de las heces de las mascotas
  • Tocar reptiles o aves

Mantenga las cosas separadas

Para evitar la contaminación cruzada:

  • Mantenga la carne, las aves y los mariscos crudos separados de los demás alimentos en su nevera.
  • Si es posible, tenga dos tablas de cortar en su cocina, una para la carne cruda y otra para la fruta y la verdura.
  • Nunca ponga alimentos cocinados en un plato sin lavar que ya haya contenido carne cruda.
  • Evite comer huevos crudos

Puede interesarle: Los alimentos fritos aumentan el riesgo de infarto e ictus