Insuficiencia hepática, signos de alarma y cómo prevenirla 12

La insuficiencia hepática es una alteración caracterizada por el daño al hígado. Por lo general, esto sucede a causa de una disminución de los hepatocitos, como consecuencia, la función de gran parte del hígado se ve obstaculizada, reduciendo así el rendimiento del órgano.

Por ser una afección que podría llegar a ser mortal, es esencial que conozcas sus signos de alarma y cómo prevenirla.

Causas de la insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática se conoce como una alteración que se genera paulatinamente y con el transcurrir de muchos años. Por ello, es importante identificar las causas tanto de la insuficiencia aguda como de la insuficiencia crónica:

●       Causas de la insuficiencia hepática aguda

Este tipo de insuficiencia en el hígado puede producirse en un lapso no mayor a 48 horas. Sus causas son:

  • Consumo de setas venenosas.
  • Consecuencia de hepatitis A, B, y C (sobre todo en niños).
  • Ingesta excesiva de paracetamol o acetaminofén.
  • Reacciones a fármacos a base de hierbas.

●       Causas de la insuficiencia hepática crónica

Esta insuficiencia puede perdurar por meses o años, por ende, hay que mantener un tratamiento constante para controlar sus efectos.  Puede producirse debido a:

  • Consecuencia de hepatitis B y C.
  • Consumo excesivo y prolongado de bebidas alcohólicas.
  • Secuela de la cirrosis.
  • Padecimiento de hemocromatosis (acumulación excesiva de hierro en el organismo).
  • Consecuencia de la desnutrición.
  • Secuela de padecimiento de enfermedades autoinmunes.

 

Señales de alarma de la insuficiencia hepática

Los signos de la insuficiencia hepática, al inicio, pueden confundirse con otras alteraciones. Sin embargo, entre los síntomas primarios destacan:

  • Disminución o pérdida del apetito.
  • Náuseas.
  • Agotamiento y cansancio general.

Con el avance de la enfermedad, estos síntomas comienzan a agravarse y surgen otros. Entre ellos se encuentran:

  • Coloración amarillenta en la piel.
  • Inflamación del abdomen.
  • Encefalopatía hepática (confusión o desconcierto mental).

Prevención de la insuficiencia hepática

Toma en cuenta las siguientes recomendaciones médicas:

  • Evita el contagio de cualquier tipo de hepatitis.
  • Mantén una dieta balanceada y saludable.
  • Disminuye el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Mantén una adecuada higiene. Lávate las manos luego de ir al baño y antes de maniobrar los alimentos.
  • En caso de perforaciones o tatuajes, asegúrate de que la higiene en el establecimiento sea correcta y que el equipo esté completamente esterilizado.

Tratamiento

Al detectar tempranamente la insuficiencia hepática aguda a causa de una sobredosis de acetaminofén, puede tratarse con éxito. Ahora, en caso de insuficiencia hepática crónica, si no se consigue que el órgano continúe funcionando adecuadamente, se puede necesitar un trasplante de hígado.

 

¡Cuida tu hígado, es el órgano responsable de muchas funciones esenciales en tu organismo!