Insuficiencia de vitamina B12 ¿Cómo reconocerla?

La vitamina B12, también conocida como colabamina, es una de las que más necesita el organismo para funcionar de manera óptima, sobre todo, el sistema nervioso. Esta sustancia interviene en diversos procesos biológicos. Pero, ¿Cómo reconocer una insuficiencia de vitamina B12? ¡Identificando sus principales síntomas!

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12 es una sustancia que está asociada con los procesos vitales del cuerpo, favorece la producción de ADN y la preservación de las células sanguíneas. Por eso, cuando se sufre insuficiencia de vitamina B12 el organismo recibe menos oxígeno, por lo que se expone al desarrollo de diversas alteraciones, como la anemia.

El cuerpo humano no puede producir por sí solo esta vitamina. La mejor forma de generarla es por medio de una dieta rica en vitamina B12, es decir, integrando productos animales, carnes, pescado, huevos, embutidos y lácteos.

Quienes llevan un dieta vegana o vegetariana están expuestos a la carencia de esta sustancia. Sin embargo, en levaduras nutricionales, cereales y levaduras de soya se haya una cantidad (reducida) de este vital componente, que junto a complejos vitamínicos bien llevados pueden ser una alternativa.

Necesidad diaria de vitamina B12

Según recomendaciones de la OMS, una persona debe consumir 3 microorganismos por día para suplir la necesidad diaria que tiene el organismo de vitamina B12. Esto es equivalente a 100 mg de productos animales o una cantidad similar de proteína.

Aun cuando en el hígado se encuentra una gran reserva de este componente, no deja de ser posible caer en una deficiencia. Y es que cada persona tiene una necesidad especial de esta sustancia, hay quienes necesitan más que otras. Por ejemplo, niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y atletas tienen un mayor requerimiento de B12.

Síntomas de la insuficiencia de vitamina B12

De acuerdo a profesionales médicos, hay diversos factores que pueden propiciar una carencia de esta sustancia. Entre ellos, alteraciones estomacales o intestinales, mala alimentación o tratamientos con medicamentos pesados. Esto puede ocasionar el deterioro de microorganismos, en especial, de aquellos que producen vitamina B12.

Repasa algunos síntomas que pueden alarmarte sobre una posible insuficiencia:

●       Fatiga constante

El agotamiento constante es producto del desarrollo de anemia megaloblástica, derivada de la escasez de esta vitamina. Esto es a causa de la deficiente oxigenación caracterizada por la producción de glóbulos rojos grandes e inmaduros, incapaces de transportar oxígeno a ninguna parte del organismo.

●       Variaciones en el color de la lengua y la piel

En el caso de la lengua, asume un color rojo, mientras que la piel adopta una tonalidad amarilla. La palidez es producto de que las células grasas no pueden trasladar suficiente oxígeno a las células sanguíneas a causa de la carencia de B12. De modo que el color cambia de manera automática.

●       Manos y pies adormecidos

Tanto el adormecimiento y el hormigueo en las extremidades a causa de una insuficiencia de vitamina B12 se debe al cese de la generación de mielina, membrana encargada de preservar los nervios. Cuando estos se contraen se produce adormecimiento y hormigueo.

●       Depresión

La vitamina B12 también incide sobre la producción de la serotonina, hormona responsable de estimular la felicidad. Por lo que la insuficiencia de esta sustancia en el organismo da paso a ansiedad, tristeza y depresión.

●       Deterioro cognitivo o pérdida de memoria

La vitamina B12 es el alma del sistema nervioso central. Por eso, una escasez de esta sustancia en el cuerpo puede disminuir el rendimiento cognitivo. Lo que a su vez puede derivar en pérdida de memoria crónica y deterioro cognitivo significativo, e incluso, demencia.

Prestar atención a las señales de alarma sobre una posible deficiencia de vitamina B12 permite tratarla a tiempo. ¡Mantente alerta!