Salud

Insuficiencia cardíaca: 4 tipos de alimentos a preferir y 3 a evitar

30Comer para tener un corazón sano significa seguir una dieta rica en nutrientes. Las principales fuentes son los alimentos de origen vegetal, como las frutas, las verduras, los frutos secos, los cereales integrales y las legumbres. También son beneficiosos los productos lácteos y el pescado en cantidades moderadas. Una dieta que puede ayudar a prevenir o controlar la insuficiencia cardíaca también excluye ciertos alimentos. Los expertos recomiendan limitar el consumo de alimentos salados y con alto contenido en grasas saturadas, como los embutidos y los cortes rojos grasos.

4 tipos de alimentos para prevenir o controlar la insuficiencia cardíaca

Una alimentación variada y de calidad puede ayudar a prevenir los malos resultados en las personas con insuficiencia cardíaca. Un estudio de 2018 examinó el efecto de la alimentación en personas con esta enfermedad. Descubrió que las personas con carencias de siete o más micronutrientes tenían casi el doble de probabilidades de ser hospitalizadas y morir que las que tenían pocas carencias.

Micronutrientes

Los micronutrientes se componen de vitaminas y minerales, como el calcio, el magnesio y la vitamina C. Las deficiencias de micronutrientes suelen deberse a un consumo insuficiente de alimentos de alta calidad, que son principalmente alimentos de origen vegetal.

  1. Peces

El consumo moderado de pescado también puede ser beneficioso para la salud del corazón porque el pescado es rico en ácidos grasos omega-3.

Entre otras cosas, los ácidos grasos omega-3 frenan el crecimiento de la placa en las arterias. La AHA recomienda comer 2 porciones de pescado a la semana. Las variedades grasas, como el salmón y la trucha, son especialmente beneficiosas.

  1. Fibra

Además de un alto contenido en micronutrientes, los alimentos vegetales son ricos en fibra. La fibra también es importante para una dieta saludable para el corazón. Entre los alimentos ricos en fibra se encuentran:

  • frutas, como moras, frambuesas, peras y naranjas
  • verduras, incluidos los garbanzos
  • frutos secos, como almendras, pacanas y pistachos
  • cereales integrales, como el arroz integral, la avena, la quinoa y los panes 100% integrales
  • legumbres, como las judías y los guisantes
  1. La dieta mediterránea

La dieta mediterránea no es una dieta específica, sino una dieta que hace hincapié en el consumo de verduras, frutas y legumbres, así como en el consumo moderado de pescado y productos lácteos. Un estudio realizado en 2016 con más de 37.000 hombres sugiere que la dieta mediterránea puede ser útil para las personas con insuficiencia cardíaca. Los autores hallaron una fuerte relación entre el seguimiento de la dieta mediterránea y la reducción del riesgo de insuficiencia cardíaca y de muerte por esta enfermedad.

  1. Productos lácteos

Los expertos también recomiendan consumir cantidades moderadas de productos lácteos. Según un artículo de 2018, investigaciones recientes indican que los productos lácteos enteros tienen una mayor biodisponibilidad de nutrientes que las versiones con menos grasa. La biodisponibilidad se refiere a la capacidad del organismo para absorber y utilizar los nutrientes. Los autores del estudio descubrieron que los productos lácteos fermentados, como el yogur y el queso, son beneficiosos para la salud del corazón.

3 Tipos de alimentos y bebidas que hay que evitar

Los médicos aconsejan limitar el consumo de sal, evitar los alimentos que contienen grasas saturadas y consumir cantidades moderadas de alcohol.

  1. Alimentos salados

Según el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, es importante evitar el consumo excesivo de sal para reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca.

Utilice los siguientes consejos para reducir el consumo de sal:

  • Coma grandes cantidades de verduras y frutas, que contienen naturalmente pequeñas cantidades de sal.
  • Utilice hierbas y especias como la cebolla, el ajo y los condimentos herbales sin sodio para dar sabor a los alimentos.
  • Limite el uso de condimentos como el ketchup y la mostaza.
  • Evita la comida rápida y los alimentos procesados.
  • Elige aperitivos sin sal, como palitos de zanahoria y almendras sin sal.
  • Compruebe el contenido de sodio en las etiquetas de los alimentos cuando haga la compra.
  • Intenta cocinar en casa y evita comer fuera para darte un capricho de vez en cuando.
  1. Grasas saturadas y frituras

El consumo de alimentos ricos en grasas saturadas o trans puede contribuir a la aparición de enfermedades cardíacas. Las grasas trans son un tipo de aceite que se convierte en grasa sólida cuando se procesan los alimentos.

Los alimentos que contienen grasas saturadas son los siguientes:

  • trozos de carne con mucha grasa
  • mantequilla
  • aceite de coco
  • aceite de palma
  • helado

Los alimentos que contienen ácidos grasos trans pueden incluir:

  • Alimentos fritos
  • galletas, pasteles y galletas saladas compradas en la tienda
  1. Alcohol

En un meta-análisis realizado en 2015, los investigadores descubrieron que las personas que limitan su consumo de alcohol a cantidades moderadas tienen un menor riesgo de insuficiencia cardíaca. Es mejor limitar el consumo diario de alcohol a no más de dos vasos, y a las mujeres a no más de un vaso.

También puede interesarle leer: Las 5 señales que evidencian la falta de hierro

Publicidad