Inmunidad al COVID-19: los pacientes curados no se re infectan

Aunque todavía no hay pruebas científicas definitivas, la teoría de la inmunidad al COVID-19 es muy posible. Estudios demuestran que las personas que se han recuperado del Covid-19 desarrollan anticuerpos que los protege contra una segunda infección.

Esto se ve reflejado en un estudio de la Universidad Médica de Chongqing. El artículo muestra que los 285 pacientes con Covid-19 analizados desarrollaron IgG versus Sars-CoV-2; esto sucedió dentro de los 19 días posteriores al inicio de los síntomas clínicos. Los pacientes desarrollaron respuestas agudas de anticuerpos al Sars-CoV-2.

En el estudio se evidenció que los pacientes curados de Covid-19 producen anticuerpos contra el virus, aunque cada uno en diferente medida. Esto es bueno porque hace un diagnóstico serológico confiable y, si los anticuerpos estuvieran protegiendo, es un buen augurio para la inmunidad. «La seroconversión para la IgG y la IgM se produjo de forma simultánea o secuencial. Los «títulos» de anticuerpos IgG e IgM llegaron a la meseta a los 6 días de la seroconversión»; se explica en el artículo.

Las pruebas serológicas podrían también ser útiles para el diagnóstico de pacientes sospechosos; con resultados negativos de Rt-Pcr (hisopos, ed) y para la identificación de infecciones asintomáticas». La prueba utilizada en este trabajo, señala Silvestri en un largo comentario en Facebook, «utiliza como antígenos la nucleoproteína Sars-CoV-2 y un péptido de púas», la proteína del arpón a través de la cual el nuevo coronavirus se fija en las células objetivo.

Sin embargo todavía no se puede saber cuánto tiempo dura esta inmunidad al COVID-19, pero los precedentes con virus similares sugieren que debería durar al menos 12-24 meses.

También te puede interesar leer: Fuga en laboratorio chino: así podría haberse propagado el COVID-19