Salud

Inflamación del páncreas: dolor, síntomas y complicaciones de la pancreatitis

Inflamación del páncreas: El dolor de la pancreatitis es específico y es un síntoma clave de esta enfermedad. La pancreatitis está asociada al dolor y a una serie de otros síntomas, algunos de los cuales pueden ser graves. Existen dos tipos de pancreatitis: aguda y crónica.

Los cálculos biliares y el alcohol son las dos causas principales de la pancreatitis aguda. En el caso de la pancreatitis crónica, se estima que hasta el 55% de los casos se deben al consumo excesivo de alcohol o al alcoholismo.

¿Dónde se siente el dolor de la pancreatitis?

El síntoma más común de la pancreatitis aguda y crónica es el dolor en la parte superior del abdomen, generalmente bajo las costillas. Este dolor:

  • Puede ser leve al principio y empeorar después de comer o beber.
  • puede llegar a ser constante, intenso y durar varios días
  • tiende a empeorar cuando está acostado sobre la espalda y mejora cuando se inclina hacia adelante mientras está sentado
  • a menudo se irradia por toda la espalda
  • no se agrava con el movimiento
  • no es opaco ni está localizado en el bajo vientre.
  • -El dolor abdominal también puede variar en función de la causa de la pancreatitis.

El dolor de la pancreatitis biliar, por ejemplo, suele ser repentino, punzante y puede irradiarse a la espalda. En cambio, el dolor de la pancreatitis alcohólica puede desarrollarse más lentamente y ser menos localizado.

Otros síntomas de pancreatitis aguda

Además del dolor abdominal, las náuseas y los vómitos son síntomas característicos de la pancreatitis aguda. La tensión en varios sistemas también puede hacer que los enfermos parezcan tan enfermos como lo están. Pueden estar pálidos, sudorosos y angustiados.

Otros síntomas son:

  • Fiebre
  • Ictericia (coloración amarilla de la piel y los ojos)
  • pulso rápido
  • Abdomen hinchado o sensible
  • Hinchazón
  • Hipo
  • Indigestión
  • Taburetes de color arcilla

Dado que la pancreatitis provoca una disminución de las enzimas digestivas, no se puede descomponer la comida lo suficiente. Cuando no puedes descomponer los alimentos lo suficiente, no se absorben como deberían. Esto crea un cambio en la naturaleza de las heces. Esta dificultad para absorber los alimentos y sus nutrientes también puede conducir a la pérdida de peso.

Síntomas de la pancreatitis crónica

Los síntomas de la pancreatitis crónica suelen aparecer sólo cuando surgen complicaciones o se agrava la enfermedad. El dolor de la pancreatitis crónica adopta dos formas. En el primero, el dolor puede aparecer y desaparecer, aumentando su intensidad durante varias horas o semanas, sin que haya molestias entre los ataques. En el segundo, el dolor es constante y debilitante. En algunos casos, las personas con esta forma de páncreas pueden experimentar dolor en otras partes del cuerpo además del abdomen. A veces puede no haber ningún dolor.

Algunos de los síntomas característicos de la pancreatitis crónica son:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Heces aceitosas

¿Qué es una pancreatitis grave?

La pancreatitis aguda se clasifica como leve, moderada o grave. Mientras que la pancreatitis leve o moderada dura unos días, la pancreatitis grave puede durar varias semanas.

La pancreatitis grave, que se produce en el 15-20% de los casos de pancreatitis aguda, puede dar lugar a múltiples complicaciones. La primera fase de la pancreatitis grave se caracteriza por un fallo orgánico que no se resuelve en 48 horas. Los científicos aún no saben exactamente cómo se produce este fallo del órgano, pero creen que la pancreatitis, al ser una enfermedad inflamatoria, desencadena una reacción en cadena de inflamación que daña y compromete los sistemas relacionados con el páncreas o cercanos a él.

Los pulmones son los primeros en verse afectados. La inflamación hace que los vasos sanguíneos circundantes se filtren en los sacos de aire, y el líquido en los pulmones dificulta la respiración. Los problemas respiratorios causados por el fallo del órgano son las complicaciones más comunes de la pancreatitis aguda. Si el fallo orgánico se trata en pocos días, el riesgo de muerte es bajo. Se calcula que si el fallo de los órganos persiste durante una semana o más, el riesgo de muerte es de 1 entre 3. En la pancreatitis grave, los tejidos del páncreas mueren (necrosis pancreática) y a menudo se infectan. Esta complicación se produce después de que se haya detectado el fallo de un órgano. Para evitar la propagación de la infección, se suele eliminar el tejido muerto. Es posible tener una pancreatitis grave con necrosis pero sin fallo de los órganos.

Otras complicaciones de la pancreatitis grave son:

  • Hemorragia (sangrado)
  • Obstrucción de la vía biliar
  • Peritonitis, una inflamación del tejido que recubre la pared interior del abdomen (el peritoneo).
  • Ruptura del conducto pancreático
  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)
  • Lesión pulmonar aguda

¿Qué otras complicaciones se asocian a la pancreatitis?

Algunas de las otras complicaciones que pueden desarrollarse como resultado de una pancreatitis aguda, severa o crónica son:

  • Presión arterial baja
  • Deshidratación
  • Problemas respiratorios por cambios hormonales que afectan a la función pulmonar
  • Desnutrición causada por la descomposición y absorción ineficiente de los alimentos.
  • Pseudoquistes pancreáticos, o sacos llenos de líquido y residuos, que pueden provocar hemorragias e infecciones si se rompen.
  • Infecciones extrapancreáticas (fuera del páncreas), incluyendo neumonía, infecciones de la sangre e infecciones del tracto urinario.
  • Diabetes

Como su cuerpo utiliza sus líquidos para combatir el daño del páncreas, puede deshidratarse. Los vómitos y la imposibilidad de comer también pueden contribuir a la deshidratación, al igual que la presión arterial baja.

¿Cómo se diagnostica la pancreatitis?

Al igual que con la mayoría de las enfermedades, el diagnóstico de la pancreatitis suele comenzar con una historia clínica y una exploración física. Su médico también solicitará un análisis de sangre y posiblemente una o más pruebas de imagen, como:

  • Resonancia magnética (RM), especialmente colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM), que visualiza los conductos biliares y pancreáticos.
  • tomografía computarizada (TC)
  • ecografía abdominal
  • Ecografía endoscópica, que utiliza un tubo largo y fino que se introduce en el intestino delgado a través de la garganta.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), un procedimiento que utiliza un endoscopio para radiografiar los conductos biliares y pancreáticos.

Para que le diagnostiquen pancreatitis, debe presentar al menos dos de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal asociado a la pancreatitis
  • Los resultados de un análisis de sangre muestran que las enzimas pancreáticas amilasa o lipasa son al menos tres veces superiores a lo normal.
  • imágenes abdominales que muestran los cambios característicos de la pancreatitis.

También puede leer: Estos son los síntomas de la fibromialgia

Publicidad