Todo el mundo sufre de vez en cuando de dolores de estómago e indigestión, o dispepsia, después de comer o beber demasiado. Esta condición no suele ser una preocupación y suele ser simple de tratar con remedios caseros.

Los síntomas más comunes del malestar estomacal y la indigestión son los siguientes:

  • acidez estomacal, o reflujo ácido
  • náuseas
  • hinchazón
  • gases
  • eructos
  • mal olor o aliento amargo
  • hipo o tos

Aquí hay 7 soluciones comunes para el malestar estomacal y la indigestión.

  1. Clavo de olor

El clavo contiene sustancias que pueden ayudar a reducir la cantidad de gas en el estómago y aumentar las secreciones gástricas. Esto puede acelerar la digestión lenta, lo que puede reducir la presión y los calambres. El clavo también puede ayudar a reducir las náuseas y los vómitos.

Una persona con malestar estomacal puede intentar mezclar 1 o 2 cucharaditas de clavo en polvo o molido con 1 cucharadita de miel una vez al día antes de ir a la cama. Para las náuseas y la acidez estomacal, combine los clavos con una taza de agua hirviendo para hacer té de clavo de olor. Bebe lentamente una o dos veces al día.

  1. El agua potable

La deshidratación relacionada con el consumo excesivo de alcohol puede aumentar la probabilidad de que se produzcan trastornos estomacales. El cuerpo necesita agua para digerir y absorber eficazmente los nutrientes de los alimentos y las bebidas. La deshidratación dificulta la digestión y la hace menos eficiente, aumentando el riesgo de sufrir trastornos estomacales.

Para la mayoría de la gente, un buen número a que apuntar es alrededor de 8 o más vasos de agua por día. Los niños pequeños necesitan un poco menos de agua que los adultos. Para los que tienen problemas digestivos, es imperativo mantenerse hidratado. El vómito y la diarrea pueden llevar a una deshidratación muy rápida. Por eso las personas con estos síntomas deben seguir bebiendo agua.

  1. Evitar los alimentos difíciles de digerir

Algunos alimentos son más difíciles de digerir que otros, lo que aumenta el riesgo de sufrir trastornos estomacales. Toda persona que sufra un malestar estomacal debe evitar los alimentos que son difíciles de digerir:

  • fritos o grasos
  • rico o cremoso
  • muy salado
  1. Evita acostarte

Cuando el cuerpo está en posición horizontal, es más probable que el ácido del estómago se mueva hacia atrás y hacia arriba, lo que puede causar acidez estomacal.

Las personas con malestar estomacal deben evitar acostarse o recostarse durante al menos unas horas hasta que el malestar desaparezca. Una persona que necesite acostarse debe apoyar su cabeza, cuello y parte superior del pecho con almohadas, idealmente en un ángulo de 30 grados.

  1. Toma un baño caliente o usa una bolsa de agua caliente

El calor puede relajar los músculos tensos y aliviar la indigestión. Por lo tanto, tomar un baño caliente puede ayudar a aliviar los síntomas de un dolor de estómago. También puede ser beneficioso aplicar una bolsa de agua caliente en el estómago durante 20 minutos o hasta que se enfríe.

  1. Jengibre

El jengibre es un remedio natural común para los dolores de estómago y la indigestión. El jengibre contiene sustancias químicas llamadas gingeroles y shogaoles que pueden ayudar a acelerar las contracciones del estómago. Esto puede hacer que la comida que causa la indigestión pase más rápido por el estómago. Las sustancias químicas del jengibre también pueden ayudar a reducir las náuseas, los vómitos y la diarrea. Las personas con problemas estomacales pueden intentar añadir jengibre a su comida o beberlo en forma de té. Una gota de aceite esencial de jengibre en el té o en el puré de manzana también puede ayudar.

  1. La menta

Además de suavizar el aliento, el mentol de la menta puede ayudar en las siguientes áreas:

  • prevenir los vómitos y la diarrea
  • reducir los espasmos musculares en los intestinos
  • aliviar el dolor

Los investigadores descubrieron que la menta es un tratamiento tradicional para la indigestión, los gases y la diarrea. Tanto las hojas de menta crudas como las cocidas son seguras para comer. Tradicionalmente, las personas suelen hervir las hojas de menta con cardamomo para hacer té. Las hojas de menta también pueden molerse o hacerse jugo y mezclarse con otros tés, bebidas o alimentos. Chupar caramelos de menta puede ser otra forma de reducir el dolor y las molestias de la acidez estomacal.

También puede interesarle leer: Funcionamiento del intestino: alimentos que lo regulan el tránsito