Incontinencia masculina: Remedios y soluciones prácticas

La incontinencia es un problema generalizado que afecta tanto a mujeres como a hombres. Basta decir que, en los Estados Unidos, la National Overactive Bladder Evaluation (NOBLE) muestra que el síndrome afecta al menos al 16,6% de la población, 33 millones de estadounidenses. En Europa, en cambio, 22 millones de personas viven con la enfermedad, especialmente en Francia, Alemania, Italia, España, el Reino Unido y Suecia. Este problema puede tener un gran impacto en nuestras vidas, tanto desde el punto de vista social como relacional.

La incontinencia masculina consiste en la pérdida involuntaria de orina y a menudo la causa se encuentra en la presencia de un agrandamiento de la próstata o en las secuelas de una operación para extirpar la próstata en sí.

Obviamente, el problema puede presentarse de varias formas, como la incontinencia urinaria de esfuerzo, causada por un estímulo o esfuerzo que ejerce presión sobre la vejiga. Luego está la incontinencia de urgencia, inducida por la contracción inesperada e incontrolada de la vejiga que conduce a la incapacidad de retener el estímulo. En última instancia, existe incontinencia obstructiva, causada por la dificultad de vaciar completamente la vejiga durante la micción.

Remedios contra la incontinencia

Cuando sufres de incontinencia urinaria, debes confiar en un médico especialista cuyo enfoque terapéutico puede estar basado en cambios en el estilo de vida, entrenamiento de la vejiga, ejercicios del suelo pélvico y supresión de emergencia. La nutrición también desempeña un papel clave en la lucha contra la incontinencia. Por ejemplo, los irritantes de la vejiga, como las bebidas que contienen cafeína (té, café) y efervescentes, pueden limitarse para reducir las pérdidas.

En caso de incontinencia es importante reducir el consumo de bebidas alcohólicas y aumentar la actividad física. Fumar, una vez más, es perjudicial porque aumenta las probabilidades de desarrollar incontinencia urinaria de esfuerzo porque aumenta la tos. Algunas personas informan que fumar empeora la irritación de la vejiga. Fumar causa la mayoría de los cánceres en la vejiga. Al eliminar la urgencia, al adoptar ciertas técnicas, el sujeto puede eliminar la urgencia de orinar. De esta manera, entrena la vejiga para mantener el control y no tener pánico cuando busque un inodoro. Para evitar situaciones desagradables, puede usar ropa interior absorbente para la incontinencia.

Desde el punto de vista médico, es posible tratar este problema con antimuscarínicos que pueden ayudar a relajar los músculos de la vejiga y prevenir los espasmos. Este grupo incluye sustancias como oxibutinina, tolterodina, darifenacina, tropium, fesoterodina y solifenacina.

Los alfabloqueantes como terazosina, doxazosina, tamsulosina, alfuzosina y silodosina se utilizan para tratar problemas causados por el agrandamiento de la próstata y la obstrucción de la evacuación de la vejiga.

Estos fármacos son útiles para relajar los músculos lisos de la próstata y el cuello de la vejiga, con el fin de normalizar el flujo urinario y evitar las contracciones anormales de la vejiga que pueden provocar incontinencia de urgencia. Muy útiles son los inhibidores de la 5-alfa reductasa que bloquean la producción de la hormona masculina dihidrotestosterona, que se acumula en la próstata y puede estimular su agrandamiento. Estos medicamentos, que pueden ayudar a aliviar los problemas de la incontinencia de urgencia.