Magnesio y su importante papel en la alimentación

Si bien todos los nutrientes son importantes, algunos repercuten negativamente cuando están debajo del nivel mínimo aceptable en el organismo. Por eso, es imprescindible que, además de que aproveches los beneficios de los nutrientes, comprendas cuál es su rol.

El magnesio, por ejemplo, es uno de los componentes más esenciales para tu cuerpo, capaz de combatir diferentes enfermedades.

Magnesio, uno de los nutrientes fundamentales para el organismo

El magnesio cumple distintos papeles en el organismo, uno de ellos es la regulación de los niveles de calcio, la generación de energía y el balance de las funciones celulares. Su deficiencia podría ocasionar síntomas que pueden ir desde problemas cardíacos, hipertensión, mala circulación hasta espasmos.

Para evitar todo esto, mantener una adecuada alimentación rica en suministros de este mineral es esencial. Y, de ser necesario, es recomendable recurrir a suplementos que maximicen los beneficios.

¿Por qué es tan importante?

El magnesio pertenece a las sales minerales más esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo en general. Además de las funciones comentadas anteriormente, este componente también está vinculado al óptimo funcionamiento del sistema nervioso y muscular, desempeñando una pieza clave en la contracción y relajación muscular.

Aunado al hecho de que ayuda a preservar la salud cardiovascular, estudios médicos mencionan que el magnesio tiene la capacidad de equilibrar el ritmo cardíaco y, de actuar como elemento de prevención de distintas enfermedades.

También es un componente indispensable para el balance nutricional. Más allá de optimizar la absorción de la vitamina D, el magnesio, al regular los niveles de calcio, beneficia la salud ósea. Es un buen aliado para la formación de las estructuras dentales.

¿Qué cantidad de magnesio necesita el organismo?

En una dieta balanceada, lo más recomendable es consumir cerca de 230 mg/día para las mujeres y, en el caso de los hombres, de 320 mg/día. Las plantas oscuras, los cereales y las semillas son alimentos ricos en magnesio, así que inclúyelos en tu dieta.

Un buen aliado para combatir la depresión

Otro beneficio imposible de ignorar del magnesio es su capacidad de contrarrestar cuadros depresivos. De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Vermont, las pastillas de magnesio pueden combatir la depresión en un corto tiempo, dos semanas. Lo mejor de todo es que no ocasiona efectos secundarios tan fuertes como los tratamientos convencionales empleados para combatir esta enfermedad.

Detectar la deficiencia de magnesio va más allá de reconocer sus síntomas. Lo más idóneo es acudir a un especialista para que realice una revisión nutricional profunda y corroborar los niveles de este nutriente en el organismo.