Hipo: cuatro consejos prácticos para deshacerte de él

El hipo es causado por espasmos involuntarios del diafragma. El diafragma se contrae y ayuda a evacuar el exceso de aire hacia el estómago. No está claro por qué sucede esto.

Causas comunes

El hipo puede ocurrirle a una persona debido a una variedad de factores. Algunas de sus principales causas son las siguientes:

  • Comer demasiado o comer muy rápido: Esto puede causar hipo porque comer muy rápido puede darte la oportunidad de comer demasiado, ya que no le das a tu cuerpo suficiente tiempo para medir el contenido de tu estómago. Comer rápido hace que inhales más aire de lo normal.
  • Se sabe que beber alcohol causa hipo porque provoca reflujo ácido. El reflujo ácido hace que el nervio vago que va del cerebro al abdomen se irrite, lo que a su vez causa hipo.
  • Comer alimentos picantes: Comer alimentos picantes también puede causar hipo debido a la liberación de capsaicina, capsaicidina y otras sustancias. Estos irritan el esófago y el estómago y a veces incluso viajan a los pulmones. El hipo es la forma en que el cuerpo saca el químico de los pulmones.
  • Estrés: El estrés y la ansiedad también pueden causar hipo, ya que provocan un cambio rápido en el patrón y la velocidad de la respiración de una persona. Esto puede causarlo por la presión que ejerce sobre el diafragma.
  • Beber refrescos: Los refrescos y otros refrescos hacen que el exceso de dióxido de carbono (CO2) entre en el estómago. Luego tienes hipo para expulsar suavemente el exceso de CO2.
Hay otros factores relacionados con una causa más grave.

El hipo crónico puede ser causado por un desequilibrio hormonal si se está embarazada, irritación de los nervios cuando los nervios del diafragma están irritados, tumores cerebrales o cáncer si el tumor ejerce presión sobre el diafragma.

Cómo deshacerse del hipo

Hay innumerables maneras de deshacerse del hipo. Algunas personas afirman que aguantar la respiración puede detenerlos, mientras que otros afirman que hacer gárgaras con agua helada hará el truco. Estas cosas pueden funcionar para algunas personas y en realidad fallar para otras. Pero no te decepciones porque hay otras formas de ayudarte a deshacerte de él, como estos simples consejos:

  • Respirar en una bolsa de plástico: Se dice que respirar en una bolsa de plástico detiene el hipo porque aumenta la cantidad de dióxido de carbono que entra en los pulmones y permite que el diafragma se contraiga, permitiendo que la respiración vuelva a la normalidad. Funciona de la misma manera cuando aguantas la respiración.
  • Agua potable: El agua potable hace que se utilice una especie de movimiento rítmico a lo largo del esófago que a su vez ayuda a su cuerpo a neutralizar los espasmos del diafragma. También se dice que beber agua fresca alivia la parte irritada del diafragma y permite que la respiración proceda a un ritmo normal.
  • También puedes probar a beber agua con los dos oídos tapados. Esto estimulará las terminaciones nerviosas, que a su vez estimularán el nervio vago.
  • Presiona la palma de tu mano con el pulgar: Se dice que la presión en el medio de tu mano distrae tu cuerpo de prestar atención al hipo.

Otras sugerencias incluyen la acupuntura o la hipnosis si tienes hipo crónico.