Hipertensión y remolacha: jugo de remolacha reduce naturalmente

El jugo de remolacha reduce la presión sanguínea en pacientes con hipertensión. Según un estudio de más de 60 personas, el jugo de remolacha juega un papel positivo como tratamiento natural para la hipertensión. Beber un vaso de jugo de remolacha (250 ml) al día reduce significativamente la presión arterial. Según los investigadores, este es el primer estudio que muestra un efecto a largo plazo del jugo de remolacha en la presión arterial.

La hipertensión arterial puede ser un grave problema de salud. Esta condición, que es un síntoma y no una enfermedad desde el punto de vista médico, aumenta claramente el riesgo de sufrir un infarto de miocardio; un accidente cerebrovascular o problemas renales graves. Se estima que por cada 2mmHg de reducción de la presión sanguínea, el riesgo de enfermedades cardíacas disminuye en un 7% y el riesgo de derrame cerebral en un 10%.

Hipertensión en estudio

Los investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL) llevaron a cabo un estudio doble ciego controlado por placebo en 64 pacientes de 18 a 85 años de edad, todos con hipertensión. De esos participantes, la mitad tomaba medicamentos para reducir la presión arterial pero no lograba alcanzar su objetivo de tratamiento y la otra mitad tenía hipertensión pero no tomaba medicamentos para reducir la presión arterial.

250 ml de jugo de remolacha durante 4 semanas

Cada participante fue asignado al azar a uno de los dos grupos. El primer grupo consumía un vaso de jugo de remolacha al día, unos 250 ml, y el otro grupo también recibía jugo de remolacha, pero el jugo de remolacha no contenía nitratos (grupo de placebo). El nitrato, que se encuentra en grandes cantidades en el jugo de la remolacha, se convierte en el cuerpo en óxido nítrico (NO), una molécula con un fuerte efecto hipotensor.

El estudio fue doble ciego, lo que significa que ni los participantes ni el personal que realizaba el estudio a nivel de operaciones sabían si se trataba de jugo de remolacha (con nitrato) o no. Los participantes consumieron jugo de remolacha con o sin nitrato durante 4 semanas, pero el período total de seguimiento fue de 8 semanas. Los científicos midieron la presión sanguínea de los participantes dos semanas antes y dos semanas después del final del estudio.

8/4mmHg de reducción de la presión sanguínea en cuatro semanas

En los participantes que consumieron jugo de remolacha con nitrato durante cuatro semanas, la presión sanguínea disminuyó en 8mmHg para la presión sistólica y 4mmHg para la presión diastólica. Sin embargo, durante las dos semanas posteriores al final del estudio, la presión sanguínea volvió a su nivel normal, es decir, antes del comienzo del experimento. En el grupo de placebo no se observó ninguna disminución de la presión sanguínea.

Otras fuentes naturales de nitrato para reducir la presión arterial

Los nitratos también pueden encontrarse en alimentos distintos de la remolacha, como la lechuga y otras verduras de hoja verde. Sin embargo, es importante comer estas verduras frías como jugo o ensalada, porque si se calientan en agua, los nitratos pueden disolverse. La posibilidad de poder usar un producto natural, y no medicamentos, para bajar la presión sanguínea es muy interesante. Los investigadores también creen que el jugo de remolacha es un tratamiento de precio razonable y fácilmente disponible para la hipertensión arterial.

También puede interesar leer: Hipertensión, ¿qué es?, y los alimentos a consumir