Hipertensión, ¿qué es?, y los alimentos a consumir

La hipertensión o llamada comúnmente “presión alta”, es una patología cardiovascular, que tiene como característica, una fuerte presión en las paredes de las arterias. Las medidas de presión en la sangre se establecen por los siguientes valores:

  • Presión máxima (presión sistólica)
  • Presión mínima (Presión diastólica)

Esta enfermedad normalmente se presenta en adultos mayores de 50 años, pero existen casos que se presentan a menores edades. Estos son los factores más comunes para padecer de presión alta.

  • La Mayoría de edad
  • Causas hereditarias
  • Consumo excesivo de sal
  • Abuso del alcohol
  • Algunos fármacos

Signos de hipertensión

La hipertensión es una enfermedad silenciosa y mortal, esta enfermedad por lo general no presenta signos visibles, por esto se recomienda a personas con obesidad, antecedentes hereditarios de la enfermedad, personas mayores de 50 años, o que estén consumiendo algún fármaco que les eleve la presión, estar constantemente monitoreándola. En el mercado se encuentran medidores de presión por menos de 30 euros, es un utensilio necesario si tiene sospecha o padece esta enfermedad.

La palpitación

La palpitación acelerada del corazón puede ser un indicio o signo de hipertensión alta, pero no se debe fiar de este parámetro, porque el corazón puede acelerarse y bombear sangre a mayor rapidez, por múltiples razones: Ansiedad, estrés, pánico, por ejercicio cardiovascular, entre otros muchos motivos. Ahora si existe aceleración del ritmo cardiaco, y sangrado por la nariz, es un indicador de que existe una presión elevada, sea generalizada o localizada.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza, en la zona posterior de esta, es un síntoma muy común en las personas que padecen hipertensión, estos dolores de cabeza combinados con la hipertensión, pueden ocasionar problemas en la vista, mareos constantes, perdida de orientación y fatiga. Si el dolor es constante se recomienda visitar a su médico de cabecera.

Medios para tratar la hipertensión.

La presión alta no puede curarse, solo debe tratarse de manera constante e indefinidamente, se puede mejorar la calidad de vida de los pacientes, siempre y cuando lleven un tratamiento farmacológico, con una calidad de vida sana. A continuación, algunos consejos.

Practicar de manera regular un deporte

La práctica de alguna actividad física, o deporte, siempre traerá muchos benéficos para nuestra salud, el deporte nos ayuda a quemar grasa a liberar toxinas por el sudor y la orina, nos ayuda a mejor nuestra autoestima, a relajar los músculos, y liberar estrés. En el caso de la hipertensión, el deporte de manera recurrente ayuda a disminuir la presión sanguínea, beneficiando enormemente a los hipertensos. Se recomienda: Trotar, caminar, ciclismo o deportes de resistencia.

Comer Ajo.

El ajo es el antídoto contra la presión alta, desde la antigüedad se trataba la presión alta con el consumo de ajo. El ajo tiene propiedades benéficas para el corazón, el sistema sanguíneo, que evita accidentes cardiovasculares. Se recomienda un ajo en ayudas 3 veces a la semana.

Consumir alimentos ricos en omega 3

El omega 3 ayuda con sus propiedades a mantener una salud cardiovascular, también ayuda a disminuir la presión arterial: Estos alimentos deben estar en su dieta si es una persona hipertensa:

  • salmón
  • sardinas
  • atún
  • Mejillones
  • ostras
  • abogado
  • margarina
  • Las nueces
  • almendras
  • pistachos
  • huevos
  • La carne
  • El vegetal verde
  • Aceite de soja
  • El aceite de linaza

La dieta DASH

La dieta DASH es una dieta diseñada para personas hipertensas, es considerada la dieta más efectiva para reducir la presión arterial, se característica por una combinación de factores cualitativos y cuantitativos en los alimentos a consumir. Es decir, importa lo que comes, pero también las cantidades de los mismo.

Se debe consumir en esta dieta:

  • Frutas
  • Verduras
  • Pescado
  • Aves de corral
  • Granos
  • Semillas y oleaginosas