Salud

Hipertensión arterial: consuma una dieta rica en flavanoles para reducir la presión arterial

El consumo de alimentos ricos en flavanoles, como el té y el cacao, puede ayudar a reducir la presión arterial, incluso en personas con hipertensión.

Comer muchos alimentos que contengan flavanoles, antioxidantes presentes en algunas frutas, verduras, té y cacao, puede ser bueno para la presión arterial, según un estudio publicado en Scientific Reports en octubre de 2020.

Los investigadores examinaron los datos sobre la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares, así como los resultados de los análisis de orina, en busca de biomarcadores de flavan-3-ol, una sustancia que indica la cantidad de flavanol en la dieta, de más de 25.000 adultos del Reino Unido.

La presión arterial sistólica, el «número más alto», que indica la presión ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias cuando late el corazón, era aproximadamente 1,9 milímetros de mercurio (mmHG) más baja en los hombres y aproximadamente 2,5 mmHG más baja en las mujeres con la mayor ingesta de flavan-3-ol que en sus homólogos con la menor ingesta de flavan-3-ol. El estudio también descubrió que las diferencias en la presión arterial asociadas a una dieta rica en flavanoles eran más pronunciadas en los adultos mayores y en los diagnosticados de hipertensión que en los individuos más jóvenes y en los que tenían una presión arterial normal.

Este estudio muestra por primera vez que los flavanoles consumidos como parte de una dieta normal están asociados a una menor presión arterial.

Ventajas y desventajas de este modelo de estudio

Una de las ventajas de este estudio es que utilizó pruebas de orina para estimar la cantidad de flavonal que las personas tenían en su dieta. Muchos otros estudios que analizan los beneficios para la salud de diversos patrones dietéticos se basan en diarios de alimentación o encuestas que no siempre ofrecen una imagen exacta de cómo se alimenta realmente la gente. En estos casos, la gente suele decir que tiene unos hábitos alimentarios más saludables de los que realmente tiene.

Otra ventaja de utilizar biomarcadores en lugar de la información dietética autodeclarada es que la cantidad de flavanoles en un alimento o una bebida concreta puede variar. Por ejemplo, puede haber entre 10 y 330 miligramos (mg) de flavanoles en 100 gramos (g) de té.

La principal limitación del estudio es que los resultados de este estudio en el Reino Unido -donde el té es la principal fuente de flavanoles en la dieta- pueden no reflejar lo que ocurriría en otras poblaciones en las que la gente tiende a preferir alimentos y bebidas diferentes.

Otra limitación es que los investigadores sólo examinaron los análisis de orina para el consumo de flavanoles en un momento dado; y es posible que los hábitos dietéticos hayan cambiado con el tiempo de manera que puedan afectar a la presión arterial o al riesgo de enfermedad cardiovascular, señalan los investigadores.

Lo que dicen otros estudios sobre los flavanoles, la dieta y la presión arterial

Estudios anteriores han encontrado que los flavanoles pueden ayudar a reducir la rigidez de las arterias, el colesterol, la presión arterial y el riesgo de desarrollar o morir por una enfermedad cardiovascular, según una revisión publicada en junio de 2018 en Molecular Aspects of Medicine. En particular, la revisión relacionó los flavanoles del cacao y el té con estos beneficios para la salud del corazón. La reducción de la presión arterial observada con los flavanoles en el estudio actual es comparable a lo que algunas investigaciones anteriores han encontrado con dos dietas saludables para el corazón; la dieta mediterránea y la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension).

La dieta mediterránea enfatiza el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, pescado, frutos secos, aceite de oliva y otras grasas saludables. También aconseja consumir productos lácteos con moderación y limitar las carnes rojas y procesadas. La dieta DASH lleva estas ideas más allá, recomendando el número de raciones semanales de los distintos alimentos y limitando el consumo de sodio.

Estudio de 2013 publicado en BMC Medicine

Un estudio de 2013 publicado en BMC Medicine descubrió que seguir una dieta mediterránea reducía en 1,5 mmHg la presión arterial diastólica, el «número inferior», que indica la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias cuando el corazón descansa entre latidos. Sin embargo, este estudio no encontró una relación entre la dieta mediterránea y la presión arterial sistólica.

Un estudio anterior, publicado en el New England Journal of Medicine, descubrió que cuando las personas trataban de reducir su consumo de sodio al nivel más bajo posible, la dieta DASH reducía la presión arterial sistólica más que otros tipos de dieta, en 11,5 mmHg más en el caso de las personas con hipertensión arterial y en 7,1 mmHg más en las que no la padecían. Cuando las personas intentaron reducir su consumo de sodio de un nivel alto a un nivel intermedio, la dieta DASH redujo la presión arterial sistólica en 2,1 mmHg.

Una reducción sostenida de 2 mmHg en la presión arterial tendría un gran beneficio a nivel poblacional. Así que, desde el punto de vista de la salud pública, se trata de una cifra importante.

¿Qué alimentos ricos en flavanoles son los mejores para reducir la presión arterial?

Los flavanoles forman parte de una gran familia de compuestos que se encuentran en plantas como las frutas, las verduras, las judías, los cereales y los frutos secos. En los alimentos, estos compuestos confieren muchos beneficios para la salud; como la reducción del riesgo de ciertas enfermedades, como las cardiovasculares, el síndrome metabólico y algunos cánceres. Actúan como potentes antioxidantes y agentes antiinflamatorios.

Para aprovechar los beneficios de los flavanoles procedentes de fuentes como el cacao y el té; es mejor consumir formas no procesadas, sin mucho azúcar añadido, crema y otros aditivos, aconseja Heller. Esto es especialmente cierto para el cacao y el chocolate. Las personas que deseen utilizar los alimentos para reducir su presión arterial deberían considerar el aumento de la ingesta de flavanoles como parte de una dieta saludable.

Puede interesarle: Estrategias para la pérdida de peso, probadas para tener éxito