4 síntomas que podrían indicar gravedad frente a la hinchazón abdominal

dolor de barica
síntomas que podrían indicar gravedad frente a la hinchazón abdominal

Tener el abdomen hinchado es más común de lo que se cree, y por lo general se trata de molestias que no están asociadas con algo grave. Pero, si esta inflamación es muy recurrente y viene acompañada de otros síntomas, entonces es el momento de prestarle más atención a esta situación, ya podría ser una señal del cuerpo de que se está sufriendo una enfermedad grave.

Estos son los cuatro síntomas que debes observar, y si estás presentando alguno es mejor consultar con un médico a la brevedad posible.

Te duele

Que algo nos duela no quiere decir que sea causa de alarma, pero definitivamente debemos buscar la razón o causa del dolor; y cuando está relacionado con una inflamación en el abdomen definitivamente no debemos pasarla por alto, especialmente si es recurrente y fuerte.

Por ejemplo, cuando se padece hinchazón abdominal a causa del cáncer de ovario, se produce una acumulación de líquidos llamada ascitis y puede ser causante de dolor. Otras razones por las que pueden llegar a sentirse fuerte molestias son por obstrucciones intestinales o del drenaje linfático.

Es muy recurrente o no se te quita

La obstetra y ginecóloga del Sistema de Salud Henry Ford en Detroit, llamada Monique Swain, ha indicado que, para que la hinchazón sea realmente preocupante, tiene que durar entre dos semanas a un mes.

Si esta sintomatología no cambia o desaparece después de haber hecho cambios en la dieta, tomado algún tratamiento o de usar el baño correctamente, entonces debes buscar ayuda profesional e investigar más a fondo tu situación.

Cambios de apetito

La hinchazón también puede causarte llenura muy rápidamente, y no sentir deseos de comer. Esto puede estar relacionado con grandes masas en el espacio abdominal que ocupen mucho espacio, y, por tanto, pudieran relacionarse, no solo con el cáncer de ovario, sino con otros tipos de cáncer como el de mamas, páncreas, colon y estómago.

Las idas al baño

Cuando se tienen este tipo de afecciones, observar nuestro comportamiento al ir al baño es una de las primeras cosas que suelen señalar los especialistas. Preguntas frecuentes como ¿Estás yendo al baño de manera normal? ¿Con cuánta frecuencia orinas? son claves para diagnósticos. Esto, debido a que los problemas urinarios o intestinales poco habituales son indicativo de que hay algo que revisar.

Cuando se trata de tener demasiada urgencia por orinar y esto se repite con mucha frecuencia, esto podría deberse, según especialistas, a alguna masa demasiado grande o importante que esté haciendo presión sobre la vejiga.

Lo importante ante todo esto, es que no podemos pasar por alto que todos los síntomas son importantes y nos están diciendo que algo podría estar pasando. Si tienes alguno de estos síntomas, no dejes de visitar a tu médico.