Algunos alimentos muy beneficiosos para un hígado limpio

hígado limpio
Cuando este órgano está saturado de toxinas, se nos hace más difícil hacer la digestión, la piel se reseca y nos cuesta ir al baño con regularidad.

¿Sabes cuál es la función del hígado? Básicamente, filtrar y metabolizar lo que comes y bebes. Hay alimentos que favorecen este trabajo mientras otros lo dificultan o hacen que trabaje más de la cuenta.

Cuando este órgano está saturado de toxinas, se nos hace más difícil hacer la digestión, la piel se reseca y nos cuesta ir al baño con regularidad. Incluso, nos ponemos de mal humor, nos falta energía y concentración.

Si quieres tener un hígado sano y limpio, consume varias veces a la semana algunos de estos alimentos:

Granos enteros y verduras crucíferas

Son perfectos para depurar y fortalecer tu hígado. Entre los granos enteros saludables tienes la quinoa, la avena en hojuelas, el trigo sarraceno y el mijo. Las crucíferas coliflor, col, brócoli, col de Bruselas son aceleradores enzimáticos y eliminadores de toxinas.

Frutas cítricas y manzana

La vitamina C contenida en frutas como el kiwi, papaya, naranjas y limones estimula al hígado para que produzca las enzimas y la bilis necesarias para que funcione óptimamente. La manzana ayuda a depurarte. Es recomendable comer una al día.

Hojas verdes

La clorofila rescata los hígados que no funcionan bien. Es desintoxicante de todo el sistema digestivo, incluyendo hígado e intestinos. Se encuentra en los vegetales de hojas verdes como espinacas, perejil, acelga y en súper alimentos como el alga Chlorella.

Aguacate y nueces

Ayudan a la depuración hepática por ser ricos en fibras, grasas beneficiosas, minerales y una molécula clave conocida como glutatión que permite que el hígado se depure. Las nueces tienen además arginina, que favorece la eliminación del amoníaco del cuerpo.

Alcachofas

Las alcachofas contienen un amargo muy beneficioso para limpiar el hígado. Intenta consumirlas crudas o preparadas al vapor, varias veces a la semana. Solo aderézalas con limón para disfrutar de todas sus bondades.

Pepinos

Consumir a diario pepino en ensaladas, zumos o batidos, acelera la desintoxicación hepática. Puedes mezclarlo con perejil y alguna fruta cítrica y obtienes un zumo detox diurético y laxante. Recuerda dejarle a los pepinos algo de cáscara.

Pimientos y espárragos

Lo recomendables es consumirlos 3 a 4 veces por semana para mantener limpio el hígado. Los pimientos puedes comerlos crudos, guisados, horneados o asados. Los espárragos prepáralos al vapor, al horno, salteados o en crema baja en grasas.

Apio, aceitunas verdes y puerro

Con apio puedes hacer una ensalada cruda purificante. Pela el apio y rállalo. Junta pepino, también rallado, perejil, aceitunas verdes y adereza a tu gusto. También puedes cocinarlo al vapor o hacer sopas, agregando puerro.

Consejos para combatir un hígado graso