¿Hay relación entre los lácteos y el alzhéimer?

Sobre el alzhéimer hay un sin número de estudios donde se ha tratado buscar relaciones entre la obesidad y la enfermedad, el alcohol y éste, pero muy escasos los estudios donde se trate de vincular el alzhéimer con los productos lácteos. Inclusive se ha relacionado al alzhéimer con el consumo de huevo o de carnes, honestamente los estudios no han sido concluyentes.

Con los pocos estudios que se ha tratado a relacionar el alzhéimer con los lácteos, se ha llegado a conclusiones preliminares, donde se establece a los lácteos un aliado importante para contrarrestar o sobrellevar la enfermedad. Dos sustancias que se encuentran en los lácteos como son: Oleamida y el deshidroergosterol, parece ser que ayuda a reducir la inflamación en algunas células cerebrales durante el día a día de esta enfermedad neurodegenerativa.

Consumir, entonces, productos lácteos como leche, yogurt, quesos, requesón y demás productos derivados de la leche, resultan satisfactorios como mecanismo paliativo para llevar una vida amena en los pacientes que padecen de alzhéimer, y consumirlo en quien no la padece, reduce las posibilidades de padecerla, como otras enfermedades neurodegenerativas.