Bienestar

Halitosis: causas comunes

Este término tiende a identificar el mal aliento que puede deberse a la acumulación de bacterias que son principalmente responsables del mal olor en la boca o la boca. También causa vergüenza y una mala higiene bucal. Antes de conocer el tratamiento adecuado, es bueno conocer las causas para encontrar la solución apropiada y corregir los problemas que puedan surgir.

La falta o la mala higiene bucal puede conducir a la proliferación de bacterias que causan mal olor y, por lo tanto, halitosis.

El consumo de ciertos alimentos, como el ajo o la cebolla, provoca la acumulación de bacterias y, por tanto, la halitosis. Aparte de algunas elecciones de alimentos, hay otros factores que determinan la halitosis, incluyendo la proliferación de bacterias durante el sueño, pero también el estrés y la deshidratación.

En algunos casos, puede ser un síntoma de una señal o problema mucho más grave y serio, por lo que es necesario acudir a un experto en la materia para evaluar juntos la situación. La higiene oral adecuada es definitivamente el mejor remedio para contrarrestar el problema. Cepillarse los dientes cada vez después de comer, con pasta de dientes y el uso de enjuague bucal, así como el uso de hilo dental, ayuda a tener una excelente higiene bucal y limpieza de la boca.

También es aconsejable beber mucha agua durante el día evitando bebidas como la cafeína o los jugos ácidos y especialmente ricos en azúcar.

Tiene que cepillarse los dientes varias veces al día suavemente y sin frotar demasiado para evitar el daño a las encías. El uso del hilo dental es excelente ya que limpia los hilos dentales justo donde el cepillo de dientes no llega.

Halitosis: remedios naturales eficaces

Además de los consejos habituales sobre la higiene bucal, existen también remedios naturales que se consideran especialmente eficaces y decisivos en relación con la halitosis.

El aceite esencial del árbol del té es perfecto para su uso, ya que actúa contra las bacterias. Hay que mezclar unas gotas, junto con la pasta de dientes, al cepillarse los dientes.

El clavo de olor es otro gran remedio natural ya que puede ser masticado como un chicle. También puede, usando este ingrediente, preparar un enjuague bucal hirviéndolos y luego enfriándolos.

Los tés de menta son excelentes porque refrescan el mal aliento y dan un mejor aroma a la boca.

Algunos alimentos, como la masticación de algunas hojas de perejil o el apio, son particularmente eficaces contra la halitosis. El consumo de una taza de té verde o negro permite que la boca se limpie de bacterias. Beber una decocción de comino o salvia ayuda a evitar y mitigar la proliferación de bacterias, responsables de la halitosis. El apio es un excelente remedio, pero no por sus propiedades antibacterianas, sino porque es rico en agua y útil, por tanto, como desinfectante.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.