Hacer deporte reduce a la mitad el riesgo de cáncer de próstata

El deporte podría prevenir el cáncer de próstata. Cualquier forma de actividad física, incluso ligera y regular, reduce a la mitad los riesgos: esto es lo que surgió de un importante estudio inglés sobre los factores de riesgo de esta enfermedad. La actividad física, lo sabemos, nos mantiene sanos y también es un aliado en la prevención de ciertas enfermedades de cáncer.

Sin embargo, la ciencia aún no ha encontrado ningún tipo de relación positiva entre el deporte y el cáncer de próstata, uno de los más extendidos entre los hombres en todo el mundo. Sin embargo, por primera vez, un estudio (el más grande de su tipo) descubrió que la práctica de cualquier tipo de deporte podría proteger a nuestro cuerpo del cáncer de próstata.

¿El deporte previene el cáncer de próstata?

A diferencia de otros tipos de cáncer, todavía hay mucha incertidumbre en torno al cáncer de próstata en cuanto a los principales factores de riesgo. El Instituto Nacional del Cáncer (EE.UU.) mencionó recientemente la edad, la predisposición genética, los antecedentes familiares y los niveles de vitamina E, calcio y ácido fólico en el cuerpo.

Para explorar el tema, los expertos de la Universidad de Bristol y del Imperial College han utilizado un método llamado aleatorización mendeliana, que permite a los investigadores examinar las variaciones genéticas para evaluar las relaciones causales entre los factores de riesgo (potenciales) y el desarrollo del cáncer de próstata.

Los expertos, gracias al World Cancer Research Fund, tuvieron acceso a los datos clínicos y personales de casi 80.000 pacientes con cáncer de próstata y 61.000 sujetos sanos, que actuaron como grupo de control. Entre los factores de riesgo que se tuvieron en cuenta se encontraban los del Instituto Nacional del Cáncer (mencionado anteriormente), además de otros factores relacionados con los hábitos de la vida diaria: el deporte, la nutrición y mucho más.