Hablar a solas ayuda a mejorar el aprendizaje y otros beneficios

¿Alguna vez te han mirado raro por hablar a solas? Tranquilo, esto no es malo, todo lo contrario. Hablar consigo mismo tiene muchos beneficios y puede ser usado como estrategia para aprender mejor.

Aunque hablar solos muchas veces es asociado con síntomas de locura, en realidad no lo es. No hay por qué sentir vergüenza de hacerlo, y muchos menos de que te vean haciéndolo. Así lo asegura Brian Ross, a través de un estudio publicado en Harvard Business Review.

Ross asegura que hablar a solas en realidad es una práctica bastante saludable. A través de esto, se hace más fácil organizar los pensamientos, planificar acciones, consolidar la memoria y regular las emociones. En definitiva, funciona como una gran estrategia y metodología de autocontrol.

Además, hablar a solas ayuda en gran medida a aprender nuevas nociones. Al repetir y leer en voz alta, se logra más anclaje en la memoria; incluso hacer las preguntas tú mismo y responderlas, quizás simulando lo que el profesor podría hacer.

«El hecho de explicar una idea con nuestras propias palabras nos predispone a aprender. Probablemente ya lo has experimentado en tu vida; es como cuando, por ejemplo, lees un artículo en una revista y luego se lo cuentas a tu amigo. Es una forma de resumir las cosas, y después de hacerlo, seguro que has aprendido algo más sobre ello, o has reforzado tu memoria sobre ello.» Así lo explica el profesor Brian Ross

También te puede interesar leer: Combatir el alzheimer: cinco alimentos para reducir su desarrollo