Guía básica para detectar si padeces de depresión

La depresión es una enfermedad mental que está tomando un gran espacio en todos los niveles sociales, pasando de manera imperceptible hasta que es demasiado tarde. Esta enfermedad se relaciona además como una de las principales causas de suicidios, por ello es esencial saber cómo detectarla a tiempo.

Además, hacer una detección temprana de la depresión ayuda a mejorar la calidad de vida de la persona que la padece. Es fundamental que este padecimiento no sea catalogado como un estado pasajero y debe ser tratada de inmediato para evitar que evolucione y se convierta en una condición más grave.

La importancia de atender este problema a tiempo

La depresión puede convertirse en un problema mucho más grave como el trastorno bipolar. Este padecimiento puede surgir de manera aleatoria, siempre motivado con algún detonante que actúa de manera casi silenciosa.

Su relación con una creciente tasa de suicidios en diferentes países alrededor del mundo está haciendo eco para atender este problema.

¿Cómo notar indicios que indiquen depresión?

Es normal vivir una etapa depresiva, sea por la pérdida de algo o de algún ser querido, o una mala temporada para los planes a realizar. Estiman que un cuadro depresivo puede durar entre 3 a 8 días, pero si no es atendido adecuadamente puede extenderse hasta 6 o 8 meses y a veces hasta años.

Algunos síntomas que pueden prevenirte sobre si estás sufriendo de depresión son:

  • Falta de interés en realizar actividades entretenidas. Al extenderse el cuadro depresivo el desinterés se extiende a realizar cosas que se hacían usualmente como pasatiempos.
  • Sentimiento de desesperanza y negatividad sobre el entorno o sobre sí mismo, y que pueden desencadenar pensamientos autodestructivos.

Identificando a la depresión

Es conveniente estar atento a los síntomas. Previamente mencionamos acciones que pueden servir de ancla para reconocer un estado depresivo. Pero estudios realizados por especialistas han establecido algunos otros síntomas a los que se debe prestar atención.

  • Propenso a la irritabilidad.
  • Alteración e irregularidad de los horarios de sueño.
  • Tendencia a olvidar cosas o eventos por falta de atención.
  • Vivir en un estado de permanente culpabilidad.
  • Propenso a padecer de fatiga.
  • Facilidad para desesperarse.
  • Estado completo pesimismo.
  • Abuso inconsciente de sustancias.

Si has notado estos síntomas por un tiempo mayor a los 7 días es momento de acudir con un profesional en el área, sea psicólogo o un terapeuta. Ambos especialistas están capacitados para ayudar a las personas a salir de esos huecos emocionales causados por la depresión.

Medicación para tratar la depresión

La medicación ha sido una solución para muchas personas, pero no funciona para todas. Medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos pueden ser de gran ayuda, sin embargo, algunas veces pueden contraproducentes y empeorar los síntomas de la depresión.

Los medicamentos deben usarse como último recurso, es decir, en casos donde los métodos convencionales no prestan ayuda al paciente. Su prescripción solo puede hacerla un médico capacitado para ello.

En el pasado se adjudicaba este padecimiento un mal funcionamiento en la química del cerebro. Sin embargo, estudios científicos han demostrado que eventos traumáticos, estados precarios de salud, lesiones graves en la cabeza, e incluso un efecto secundario de los medicamentos, pueden motivar su aparición. Atender este trastorno a tiempo puede marcar una gran diferencia en la vida de quien la padece.