Gimnasia en el agua : ¿Cuáles son sus beneficios en el organismo?

Gimnasia en el agua

No todos somos amantes de practicar ejercicios en un gimnasio común, la rutina y las pesas no siempre son del agrado de todos. Pero no podemos ocultar sus innumerables beneficios en el organismo.

Afortunadamente, existen otras alternativas para mantener una rutina física igual de efectiva: la gimnasia en el agua. Aprovecha sus beneficios, tonifica tu figura al mismo tiempo que preservas una salud integral.

Ventajas de ejercitarse en el agua

Divertirse y ejercitarse al mismo tiempo es altamente efectivo para la salud física, mental e inmunológica. Da un vistazo a los aspectos positivos de ejercitarse en el agua:

Fomenta una salud integral

La práctica de ejercicios acuáticos te ayuda a mantenerte totalmente saludable. Es esencial para controlar el estrés, eliminar tensiones e incluso puede incrementar la energía. Asimismo, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, y diabetes nivel dos.

Además, estar constantemente activo en prácticas de natación, por ejemplo, te ayuda a descansar y a dormir mejor.

Protege el corazón

Los ejercicios en el agua son una mezcla de aerobics y fuerza, ideal para la salud cardiovascular. Es por eso que debes considerar la gimnasia acuática, ya que ayuda a que el corazón mantenga un ritmo adecuado. Y, además, favorece a los pulmones y a la circulación, puesto que al flotar en el agua evitas que el corazón se esfuerce.

De esta forma, los ejercicios acuáticos previenen la hipertensión arterial disminuyendo el colesterol alto, y se reduce el riesgo de padecer obesidad.

Fomenta la pérdida de calorías

Es increíble pensar que nadar puede eliminar hasta 300 calorías en tan solo 1 hora. Lo que equivale a un maratón mayor a 8 km. Además, mejora y tonifica tu figura. Precisamente por eso, los ejercicios acuáticos son un buen aliado tanto para conseguir el físico deseado como para mantener una salud equilibrada.

Se adapta a cualquier persona

Gracias a que el practicar este deporte no requiere de mayor esfuerzo, se adapta muy bien hasta para las mujeres embarazadas. Ya que el agua soporta todo el peso, ayudando a que la mujer no se canse ni se agite.

Además, es el entrenamiento ideal para las personas mayores y para personas con alguna discapacidad o lesión.

Favorece la apariencia física

Además de todas las bondades saludables que genera el hacer ejercicios en el agua, también aporta mejor apariencia física. Ya que tonifica los músculos, pero también hidrata, fortalece y cuida la piel de nuestro cuerpo.

No hay mejor manera de disfrutar del ejercicio que haciéndolo en el agua, comienza a practicar esta actividad y aprovecha sus múltiples beneficios.