Bienestar

Gastroparesis: ¿Qué es y cómo evitarla?

publicidad

El sistema digestivo cumple un papel fundamental en nuestro cuerpo, ya que se encarga de digerir los alimentos mientras absorbe los nutrientes. Y como es de esperarse, no está exento de contraer enfermedades que le permitan funcionar correctamente; por ejemplo, la gastroparesis, que es un trastorno que afecta al estómago.

En este artículo podrás enterarte de todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad.

¿Cómo funciona nuestro estómago?

El estómago es un órgano gelatinoso ubicado del lado izquierdo del abdomen, encargado de la mezcla de alimentos y la degradación de las proteínas. Al momento en que los alimentos pasan por el esófago, la pared gruesa del estómago se estira para acomodar su contenido.

A esta pared la componen 4 músculos que se encargan de mezclar los alimentos y mantener las glándulas que producen el jugo gástrico.

Este jugo gástrico es capaz de disolver desde metal hasta madera; sin embargo, si el estómago no realiza la contracción adecuada, este ácido no logrará descomponer los alimentos rápidamente y transportarlos al intestino delgado.

En este punto, es importante acotar que la gastroparesis es producida por el movimiento espontáneo del estómago, también llamado motilidad.

¿Qué sucede en nuestro estómago cuando sufre de gastroparesis?

Cuando un músculo del estómago se debilita como resultado de la gastroparesis, se ve afectada la rapidez del proceso digestivo. Incluso en casos graves, la motilidad del estómago se vuelve totalmente ausente.

Una de las causas de la gastroparesis es el daño causado al nervio vago y difícilmente se puede determinar las razones exactas de esta lesión; sin embargo, la diabetes puede estar cercanamente relacionada. Otros factores de riesgo importantes son el uso de medicamentos y tratamientos quirúrgicos de algunas partes del sistema digestivo.

Síntomas de la gastroparesis

Los síntomas de esta enfermedad pueden afectar tu vida diaria de manera muy notoria. Algunos de ellos son:

  • Dolor abdominal
  • Vómito
  • Ardor en el estómago
  • Náuseas
  • Hinchazón general
  • Pérdida del apetito
  • Desnutrición y deshidratación si no es tratada a tiempo
  • Dificultades para controlar los niveles de azúcar en la sangre, en el caso de los diabéticos

Prevención contra la gastroparesis

Es sumamente complicado prevenir una enfermedad de la cual se desconocen sus causas. Sin embargo, siguiendo algunas recomendaciones, podrías reducir las probabilidades de ser víctima de esta enfermedad, especialmente si te encuentras propenso a sufrirla.

Los factores de riesgo de la gastroparesis son: la diabetes, procedimientos quirúrgicos en el sistema gastrointestinal e infecciones virales.

Si te encuentras identificado con alguno de estos factores de riesgo, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Cambios en la alimentación y estilo de vida

Como es de esperarse, mantener una alimentación saludable ayudará que tu tracto digestivo se encuentre sano. Además, no dejes de lado las actividades físicas que te ayudarán en tu objetivo.

  • Controla tu azúcar en la sangre

Un nivel alto de azúcar en la sangre puede ocasionar el daño del nervio que controla el estómago. De modo que, si sufres de algún tipo de diabetes, intenta a toda costa mantener tu azúcar dentro de los límites establecidos.

  • Evita aquellas drogas que retrasan el vaciamiento gástrico

Si deseas mantener tu intestino sano, no dudes en deshacerte de medicamentos como narcóticos, antidepresivos, dopamina y progesterona, ya que están relacionados con la aparición de gastroparesis.

  • Estar al tanto de los riesgos de una cirugía

Como se mencionó anteriormente, las cirugías en el tracto gastrointestinal pueden ocasionar el daño del nervio vago, provocando gastroparesis.

  • Evita ciertos alimentos

Si sufres de algún factor de riesgo relacionado con la gastroparesis, debes evitar ciertos alimentos; por ejemplo, la fibra insoluble, por su dificultad para ser digerida. En cambio, escoge alimentos suaves y bien cocidos, lo que reducirá la presión en tu estómago.

Por su puesto: aléjate de vicios como el tabaco o el alcohol, que reducen la velocidad del vaciamiento gástrico; también realiza ejercicio físico con regularidad, ya que te ayudará a aliviar el estrés psicológico que resulta, en ocasiones, un desencadenante de esta enfermedad.

 

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.