Frutos secos con propiedades cardiosaludables

Frutos secos

Consumir frutos secos es una alternativa natural para prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que mantienen bajo control el colesterol y la presión arterial gracias a sus propiedades cardiosaludables como su alto contenido de ácidos grasos oleicos,  linoleicos (omega 3 y 6) y grasas insaturadas. Su ingesta diaria recomendada es de un puñado pequeño, sólo con esa cantidad le sacarás provecho a sus excelentes beneficios.

A continuación te mostraremos variedad de frutos secos con los que podrás darte un gusto saludable.

Maní o cacahuates

Este fruto seco además de su rico sabor, es una fuente ideal de vitamina B13, contienen un aproximado de 15 gr. por cada 100 gr., de hecho es el fruto seco con mayor contenido de esta vitamina, contienen 58 gramos de grasas mono insaturadas y 26% de grasas polinsaturadas.

También son buena fuente de  proteínas vegetales y ácido fólico, aportan unos 50 gramos aproximadamente y constituyen la cuarta parte de la ingesta diaria de ambos.

Coco

Es un delicioso fruto seco tropical que ayuda a incrementar los niveles de colesterol bueno y a disminuir el colesterol malo del organismo gracias a su alto contenido de ácido láurico que representa el 75% de la grasa de la fruta. También es rico en Omega 6, aporta el 60% de la ingesta recomendada de manganeso al día y contiene grasas poliinsaturadas.

Nueces

Es uno de los alimentos más ricos en antioxidantes, el segundo entre todos los vegetales y al igual que las avellanas es uno de los frutos secos que contienen mayor cantidad de ácido fólico y vitaminas B. A las  nueces se les considera cardioprotectoras porque contienen grasas poliinsaturadas Omega3, con respecto al ácido oleico sólo portan un 15% al organismo.

Anacardos

También conocidos como castañas de cajú, nuez de la india o merey, son fuente rica en proteínas vegetales y minerales como, potasio, selenio, magnesio, fósforo, entre otros. Benefician al cerebro, músculos y corazón gracias al ácido fólico y las vitaminas del grupo B que le aportan al organismo, también al ser ricos en ácidos grasos insaturados contribuyen a mantener bajo control los niveles de colesterol en la sangre.

Almendras

Uno de los frutos secos preferidos, aporta una buena cantidad de minerales, fibra y vitamina E un aproximadamente de 20 gr. por cada 100 gramos. Al igual que las nueces poseen gran cantidad de ácido fólico comparadas con otros frutos y a la par con las avellanas son ricas en ácidos grasos mono insaturados.

Avellanas

Son una excelente fuente de minerales y vitaminas del grupo B como el ácido fólico. Al comerlas con regularidad le aportas al cuerpo hierro, potasio, fósforo, calcio y magnesio, minerales esenciales para una buena salud.

Todos estos frutos secos son ideales para comerlos en las meriendas, a mitad la mañana o la tarde e incluso para incorporarlos a los postres. Consumiendo la cantidad diaria recomendada estarás favoreciendo a tu organismo en la prevención de enfermedades cardiovasculares.