¿Puede el consumo de frutas brindar vitalidad?

frutas y vitalidad

Sí, el consumo de frutas brinda vitalidad a todo tu ser. Las frutas son alimentos de origen vegetal, de sabor dulce o ácido. Están compuestas de cáscara, pulpa y semilla. Son la principal fuente de vitaminas y sales minerales.

¿Sabes cómo se siente la vitalidad?

La vitalidad es la energía que posee el organismo para cumplir con los consumos calóricos del día. Una persona que se siente vital se ve a sí misma fuerte, saludable, activa, dinámica y vigorosa.

El consumo de frutas puede brindarte la vitalidad que necesitas.

Si tú notas que te sientes débil, te falta energía para llegar a cumplir con todas tus tareas de manera efectiva, puede que estés consumiendo una baja cantidad de fibras. Lo recomendable es incorporar más frutas a tu dieta.

Algo más sobre las frutas

Para llevar una vida saludable es necesario tener una dieta equilibrada, variada y completa. El consumo de frutas puede prever enfermedades, además de proteger y cuidar nuestro organismo. Se recomienda la ingesta de 400 a 500 gramos entre frutas y verduras por día.

Todas las frutas aportan azúcar, agua, proteínas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Algunas más que otras, pero todas brindan al organismo antioxidantes permitiendo la limpieza, la regeneración de tejidos y el fortalecimiento del sistema inmune.

Y si además de incorporar frutas a tu dieta, agregas que sean orgánicas, frescas y las consumes crudas, los beneficios se multiplican. Esto se debe a que una vez que la fruta es cortada comienza un proceso de oxidación donde pierde progresivamente sus propiedades.

¿Quieres sentirte vital todo el día?

Entonces consume más frutas. Aprovecha las frutas de estación que aportan los nutrientes necesarios para cada época del año. Por ejemplo, en verano es habitual ver frutas como la sandía o el melón que aportan grandes cantidades de agua.

Mientras que en invierno las frutas de estación generalmente son altas en vitamina C, que pueden ayudarnos a combatir resfriados o enfermedades de las vías aéreas.

Las frutas poseen antioxidantes por lo que pueden quemar grasa corporal, barrer residuos del organismo, hacer lucir tu rostro más radiante y ser un ahuyentador de enfermedades como el cáncer, diabetes, estrés, hipertensión, colesterol y obesidad.

Prueba incorporar frutas a tu dieta para sentirte más vigoroso y proactivo. La energía de tu cuerpo estará equilibrada.

Si eres de los que consumen apenas una fruta o ninguna al día recuerda… ¡Nunca es tarde para empezar!