Frutas y verduras: ¿Por qué es importante comerlas 5 veces al día?

La dieta actual se caracteriza con demasiada frecuencia por ser desequilibrada. Demasiada azúcar, grasa, sal y carne por un lado, y no suficiente frutas, verduras y fibra por el otro. Las verduras son los únicos alimentos que no requieren un límite de consumo diario. Hay por lo menos dos factores principales que explican los beneficios asociados con el consumo regular de estos alimentos:

  • Las frutas y verduras contienen varias moléculas con extraordinarias propiedades anticancerígenas. Cuando se consumen estos alimentos, se está sometiendo al cuerpo a una verdadera terapia anticancerosa preventiva; esta neutraliza las células tumorales y evita que crezcan e invadan otros tejidos.Ningún alimento contiene todas las moléculas anticancerígenas que pueden afectar a todos los procesos implicados en la progresión del cáncer. Por lo tanto, se debe alentar el consumo diario de una amplia variedad de frutas y verduras para contrarrestar las múltiples «estrategias» para el crecimiento de las células cancerosas con la mayor eficacia posible.
  • Las verduras son tanto más esenciales cuanto que son una fuente importante de agua y fibra, que aumentan el contenido del estómago y proporcionan una sensación de saciedad que ayuda a reducir la ingesta de calorías. ¡Una reducción consecuentemente lleva a una pérdida de peso corporal!

Este efecto positivo de las plantas sobre el peso no debe pasarse por alto, ya que varios tipos de cáncer están directamente relacionados con el sobrepeso. Mantener un peso saludable mediante el consumo abundante de productos vegetales es, por lo tanto, una faceta esencial de la prevención de varias enfermedades.

Combinando el placer y la salud

Las frutas y verduras no sólo son ingredientes esenciales para la buena salud, sino que también ofrecen innumerables posibilidades para hacer comidas maravillosas. La búsqueda de beneficios para la salud debe ir de la mano del placer gastronómico, debe formar parte de la misma visión preventiva y epicúrea.

Es necesario experimentar un verdadero placer en la alimentación saludable para lograr una buena nutrición todos los días. Para muchas personas, «comer bien» significa necesariamente «comer demasiado», mientras que comer «sano» se percibe como algo aburrido, una forma de privación compuesta de comidas insípidas de las que no se deriva ningún placer. Sin embargo, nada más lejos de la verdad.

Para ayudarnos a combinar el placer gastronómico con los beneficios para la salud, tenemos la suerte de tener acceso a cientos de variedades de frutas y verduras y a milenios de cultura culinaria de diferentes partes del mundo, especialmente la cocina de los países con las tasas de cáncer más bajas, como China, Japón, India, el Mediterráneo y el Oriente Medio.

 

También puedes leer: Contaminación bacteriana: cómo enjuagar las verduras para evitarla