Fruta seca: La lucha contra el sobrepeso

Reemplazar media porción de comida chatarra (como papas fritas, papas fritas en bolsas, carnes altamente procesadas como salchichas, etc.) por sólo 14 gramos de fruta seca al día ayuda a no aumentar de peso con el paso de los años y reduce el riesgo de obesidad. Así lo reveló un estudio publicado en la revista BMJ Nutrition, Prevention & Health, en el que participaron tres grupos de individuos: 51.529 hombres de entre 40 y 75 años; 121.700 mujeres de entre 35 y 55 años; 116.686 mujeres de entre 24 y 44 años.
Medio kilo más al año.

Los adultos, en promedio, tienden a ganar una libra al año. Las estrategias conductuales simples para prevenir este aumento de peso gradual pero crónico pueden ser un arma importante en nuestra salud y en la prevención, por ejemplo, de las enfermedades cardiovasculares. Los expertos han seguido toda la muestra durante 20 años, controlando su salud, peso y dieta cada 4 años.

Menos papas fritas

Resultó que aquellos que a lo largo de los años han añadido a su dieta al menos 14 gramos de fruta seca por día, tenían un menor riesgo de tomar 2 o más libras en 4 años (como la suma de los 500 gramos por año que ponen en promedio). En particular, comer un puñado de nueces al día está asociado con un riesgo 15% menor de volverse obeso. El efecto protector de los frutos secos es más evidente si se consumen en lugar de algunos alimentos poco saludables como las patatas fritas.

Los méritos

Aunque se trata de un estudio puramente observacional, los resultados refuerzan la idea de que el consumo regular de frutos secos (ricos en vitaminas, minerales, grasas «buenas», grasas insaturadas) es bueno para la salud y ayuda a controlar el peso, por ejemplo, ayudando a aumentar la sensación de saciedad.
Suscríbete a DeepL Pro para poder editar este documento. Entra en www.DeepL.com/pro para más información.