Factores de riesgo de la alopecia

La alopecia

La alopecia es una alteración funcional caracterizada por la pérdida excesiva de cabello. Por lo general, se llegan a caer hasta 100 hebras al día; de forma temporal o permanente de acuerdo al detonante.

Esta es una afección que se puede presentar tanto en hombres como en mujeres, puesto que sus causas son sumamente amplias y variadas. Justamente por eso, en esta nota te comentamos un poco más sobre ellas.

Causas de la alopecia

El debilitamiento y la caída del cabello, la producción excesiva de grasa y la producción masiva de caspa, suelen ser las señales más notorias de tener alopecia. Y sus causas son las siguientes:

●       Altos y constantes niveles de estrés

El exceso de tareas diarias, preocupaciones y variaciones en el estado de ánimo, suelen influir de manera directa en la pérdida de cabello. Debido a que la ansiedad, estrés y depresión activan alteraciones inmunológicas, en las cuales los linfocitos T atacan el folículo piloso.

Esto, a su vez, produce la caída de cabello en zonas específicas. Aunque también se da el caso de una pérdida de hebras generalizada.

●       Abuso en tratamientos químicos

El cabello tiene vida propia. Por eso, las mujeres se ven mayormente afectadas por la alopecia. Debido al uso excesivo de distintos componentes artificiales con propiedades muy potentes que terminan alterando la salud de los folículos.

A estos productos químicos se les conoce como tintes, pueden ser permanentes o temporales, pero en cualquier caso afectan negativamente las estructuras capilares. Además, la sobreexposición solar y el maltrato con secadores de aire caliente también afectan directamente el cuero cabelludo generando su caída.

●       Alteración de hormonas masculinas

Así como a las mujeres les suele afectar el uso excesivo de componentes químicos en el cabello, los hombres pueden padecer de alopecia androgenética. Esta se caracteriza por variaciones en las hormonas masculinas, los andrógenos.

Estos andrógenos alteran el cuero cabelludo, lo que conlleva a la pérdida progresiva de hebras, retrocediendo la línea del cabello hasta la frente dando paso a la figura “M”.

●       Cambios hormonales en mujeres

La alteración hormonal a causa de la menopausia, embarazo y el posparto debilita el cabello provocando su caída excesiva. Por eso, es recomendable un tratamiento para nutrir y estimular constantemente.

La alopecia también puede ser presentada como una señal de alarma de otras alteraciones. Por ende, es prudente atenderla a tiempo si se descubre que la pérdida de cabello aumenta progresivamente.