Existe una relación entre las enfermedades dentales y las cardiopatías

Los adultos que pierden sus dientes sin una razón traumática son más propensos a desarrollar un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular, según un estudio reciente.

¿Ha tenido alguna vez una enfermedad oral que haya causado pérdida de dientes?

Ten cuidado porque esto no es bueno para tu corazón. En el pasado, la investigación científica ya había establecido un vínculo entre las enfermedades cardiovasculares y orales.

Un equipo de científicos confirmó la asociación entre la pérdida de dientes y el riesgo de enfermedad cardiovascular, en un estudio presentado en la edición de 2019 del American College of Cardiology en Oriente Medio en Dubai.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores analizaron datos de 316,588 participantes de EE. UU, de 40 a 79 años de edad. De éstos, el 8% eran desdentados y el 13% tenían enfermedades cardiovasculares. Se ha encontrado que la tasa de personas desdentadas que sufren de enfermedades cardiovasculares era del 28%.

Sin embargo, el vínculo no sólo afectó a los participantes sin dientes, sino también a los que informaron haber perdido entre uno y cinco dientes, ya que había una mayor propensión a sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Esto también se puso de relieve tras el ajuste en relación con ciertos factores, como el índice de masa corporal, la edad, el consumo de alcohol o tabaco y la diabetes.

«Nuestros hallazgos confirman la relación entre la salud dental y la cardiovascular», señaló Hamad Mohammed Qabha, autor líder del estudio. «Si se le caen los dientes a una persona, puede haber otros problemas básicos de salud y los médicos deben recomendar que los pacientes de este grupo de edad reciban atención de salud bucal adecuada para prevenir enfermedades que conducen inicialmente a la pérdida de dientes, pero en el futuro a enfermedades cardiovasculares», explicó.