Bienestar

Cómo evitar la resequedad y la irritación por el lavado frecuente de las manos

Lavarse las manos con jabón y agua caliente es una de las mejores defensas contra la propagación de los virus, incluyendo el COVID-19. Pero el lavado de manos repetitivo también puede causar resequedad o irritación de la piel. Afortunadamente, sus manos no tienen que sufrir sólo tomando importantes precauciones de seguridad.

Para evitar la sequedad de la piel causada por el lavado frecuente de las manos, siga estos consejos:

  • Elija el jabón adecuado

Use un jabón hipoalergénico que no contenga perfume ni otros irritantes potenciales.

  • Compruebe la temperatura del agua

Lávese con agua tibia, no caliente.

  • Enjuague bien

Después de hacer espuma con el jabón, enjuague sus manos. No se olvide de las muñecas y entre los dedos, ya que los residuos de jabón que quedan en la piel pueden ser irritantes.

  • Seque sus manos dándoles palmaditas suaves

Use una toalla que se lave con frecuencia o papel higiénico. No deje que sus manos se sequen al aire, ya que esto aumenta la evaporación de la humedad de su piel.

  • Hidratar

Aplique y frote una capa de loción o crema hipoalergénica. Para una hidratación adicional, espere aproximadamente un minuto después de la primera aplicación y luego vuelva a aplicar.

  • Recuerde añadir una pomada

Si quiere dar un impulso a su tratamiento, aplique una capa de pomada en las manos hidratadas. El ungüento no es absorbido por la piel, pero retrasa la evaporación natural de la humedad de la piel.

Lávese las manos en caso de eccema y dermatitis

Si usted sufre una condición de la piel, como dermatitis o eczema, que se manifiesta por un lavado de manos más frecuente, puede necesitar una hidratación potente.

Agregue estas medidas:

  • Atrape la humedad

Después de lavar y secar, aplique una loción o crema hidratante y una pomada encima. Luego use un par de guantes durante los períodos de inactividad, como cuando duerme o ve la televisión, para ayudar a retener la humedad en la piel.

  • Aplique un vendaje húmedo

Después de lavar y secar, aplique dos capas gruesas de loción o hidratante. Las capas deben ser lo suficientemente gruesas como para dejar un residuo visible en las manos. No se aplique la pomada.

Consejos para el cuidado de las manos

Mezcla una cucharadita de vinagre blanco en una taza de agua caliente y revuelva. Tome dos paños limpios y remójelos en agua. Secarlos, luego envolver las manos en los paños y poner calcetines sobre ellos.

Lleve este vendaje húmedo por la noche, o por una hora durante el día. Puede hacer esto 2 o 3 veces al día hasta que la condición de su piel esté bajo control.

También puede interesarle leer: 7 Maneras de combatir las varices sin necesidad de utilizar medicamentos

 

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.